¿POR QUÉ MUEREN MÁS HOMBRES POR CORONAVIRUS?

  • Un médico explica algunas de las razones por las cuales los hombres parecen tener más probabilidades de morir cuando atrapan COVID-19.

MUNDO – ¿Es COVID-19 una enfermedad sexista? Parece que puede ser así, ya que se informa que más hombres que mujeres son víctimas del virus.

La discrepancia se observó por primera vez en China, donde las tasas de mortalidad revelaron que el 2.8 por ciento de los hombres que contrajeron el virus habían muerto, en comparación con el 1.7 por ciento de las mujeres que lo contrajeron.

Estos hallazgos se replicaron en Italia, donde la tasa de mortalidad es actualmente del 7,2 por ciento para los hombres y del 4,1 por ciento para las mujeres.

En Corea del Sur, donde se llevaron a cabo pruebas exhaustivas, a pesar de mostrar que la proporción de mujeres que dieron positivo para el virus fue mayor que la de los hombres, alrededor del 54 por ciento de las muertes reportadas todavía se produjeron entre hombres.

Esta no es la primera vez que un coronavirus muestra desigualdad de género.

Los brotes de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS) también afectaron a los hombres de manera más significativa.

Esta tendencia se repitió en laboratorios con estudios con ratones, donde se descubrió que los ratones machos eran más susceptibles al SARS. Esto se evaluó midiendo su carga viral, así como los marcadores inflamatorios en los pulmones que causan daño pulmonar.

La pregunta es, ¿por qué los hombres tienen más probabilidades de morir de coronavirus que las mujeres? Si bien los científicos aún no han podido dar una respuesta definitiva, existen varias teorías.

Estilo de vida poco saludable

Una teoría es que los hombres tienen más probabilidades de participar en hábitos poco saludables, que están asociados con el desarrollo de enfermedades crónicas.

De los datos recopilados hasta el momento, somos conscientes de que aquellos que han sufrido más gravemente de COVID-19 tenían afecciones de salud subyacentes como presión arterial elevada, enfermedad cardíaca y enfermedad pulmonar. Puede deberse a opciones de estilo de vida que estas afecciones sean más comunes entre los hombres y que COVID-19 sea, por lo tanto, más mortal en los hombres.

Entre estas opciones de estilo de vida están el consumo de alcohol y tabaco. Los datos recopilados en 2015 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que los hombres beben aproximadamente cinco veces más alcohol que las mujeres. Los hombres también tienen casi cinco veces más probabilidades de fumar que las mujeres.

Los fumadores se consideran en riesgo de desarrollar complicaciones como dificultades respiratorias y neumonía si contraen coronavirus porque es probable que su salud respiratoria sea deficiente. También tienen un mayor riesgo de tener una afección respiratoria subyacente, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), un tipo de enfermedad pulmonar, que puede ser exacerbada por el virus.

Incluso puede ser que los fumadores sean más propensos a contraer el virus en primer lugar debido a la acción de llevarse la mano a la boca, usar las manos sin lavar para rodar cigarrillos o incluso compartir cigarrillos.

Los estudios en China confirmaron que más hombres fumaban, con el 50 por ciento de los hombres y solo el 3 por ciento de las mujeres fumando en la población general, por lo que no es sorprendente que esta teoría del tabaquismo fuera una de las primeras en explicar la discrepancia de género.

Sin embargo, con la aparición de más datos de otros países, esta teoría ya no se considera adecuada para explicar completamente la diferencia. Esto se debe a que en Italia, donde el balance de fumar es más igualitario (7 millones de hombres versus 4.5 millones de mujeres son fumadores), no podría proporcionar la razón completa por la que más hombres en Italia morían de coronavirus.

Al Jazeera

error: ¡El contenido está bloqueado!