EN MÉXICO: FEMINISTAS Y MUJERES DE MORENA RECHAZAN A CANDIDATO VIOLADOR

MÉXICO.- La elección de Félix Salgado Macedonio como precandidato de Morena a la gubernatura de Guerrero se ha visto manchada por tres denuncias de violación y al menos otros tres señalamientos por abuso y acoso sexual. El nombramiento también ha ocasionado duras críticas de más de un centenar de mujeres militantes de su formación, incluidas varias senadoras y diputadas federales, y una investigación interna de la Comisión de Honestidad y Justicia del partido que deberá llegar a una conclusión en los próximos días. EL PAÍS ha hablado con mujeres de la política, la cultura y la academia que exigen que se aparte al político de la carrera electoral hasta que se esclarezca el caso. “Sería una burla que Morena vaya a las elecciones con Salgado Macedonio”, apunta la antropóloga mexicana, creadora del término de feminicidio, Marcela Lagarde.

“Es inconcebible que con tantas evidencias que hay, Morena esté respaldando a un candidato así”, señala la escritora mixe, Yásnaya Elena Aguilar. La lingüista apunta que la primera transformación de la llamada Cuarta Transformación (el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador) debe ser cambiar el trato que hay a la violencia de género. En México, solo denuncia una de cada 10 mujeres que son violentadas y la tasa de impunidad en casos de violencia machista es superior al 99%. La pandemia no frenó la violencia hacia las mujeres y tan solo el año pasado hubo más de 16.000 denuncias por violencia contra las mujeres, según cifras oficiales.

Las numerosas denuncias que hay contra Salgado Macedonio no han entorpecido sus aspiraciones políticas. El político ha recibido el apoyo del presidente de Morena, Mario Delgado, quien ha señalado que Félix Salgado será candidato mientras “mantenga sus derechos políticos”, es decir, mientras no exista una sentencia en firme que le condene. “Me da la impresión de que los patriarcas de Morena no toman en serio la violación. Creen que es un beso robado y es mucho más, es casi un asesinato”, afirma Sabina Berman, periodista y dramaturga.

Entre los señalamientos que al menos cinco mujeres realizan contra Salgado Macedonio se encuentra una supuesta violación cometida en 2016 contra una trabajadora de La Jornada de Guerrero, cuando el político era director del medio, y otra presuntamente perpetrada en 1998 contra una menor de edad. “Salió como si fuera otra persona. Se vino hacia mí sin decirme nada. Me quitó el top con fuerza, me puso la mano sobre el cuello y me violó “, dice Paulina, la denunciante, que pide el anonimato por miedo a represalias y que habló con EL PAÍS sobre la violación que vivió cuando tenía 17 años. “El Gobierno y el Estado deben garantizar el acceso a la justicia, la reparación del daño y la no repetición a las mujeres que con enorme valentía han denunciado a Félix Salgado Macedonio”, apunta Lagarde.

A la espera de que la Comisión de Morena resuelva qué hacer con la candidatura del político, la Fiscalía de Guerrero tiene abierta una investigación por el caso de 2016 y que, según el exfiscal del Estado Xavier Olea, estuvo a un paso de llevarse ante el juez en 2018, pero fue frenada por el actual gobernador del PRI, Héctor Astudillo. Este periódico se puso en contacto con la presidenta de la Comisión de Honestidad de Morena, quien declinó la entrevista.

Dentro del partido más de cien legisladoras y militantes han dejado claro que en Morena no hay lugar para los abusadores y exigen que se retire la candidatura de Salgado Macedonio. “Nos parece indignante, inaceptable y vulnera todos los principios por los que hemos luchado durante muchos años”, declara la diputada morenista, Lorena Villavicencio. “Morena es un partido de izquierda que tendría que estar plenamente comprometido con el acceso a la justicia para las víctimas”, agrega. “Los violadores sean políticos o no deberían de estar en la cárcel y en el caso de Félix Salgado se le premia con una candidatura y con posibilidad de ser gobernador”, señala la diputada del opositor Movimiento Ciudadano, Martha Tagle.

El pasado diciembre, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la iniciativa 3 de 3 contra la violencia con el fin de prevenir y erradicar la violencia política contra las mujeres y evitar que ningún contendiente tenga causas abiertas por violación, abuso, acoso o falta en el pago de la pensión alimenticia de sus hijos. Todos los partidos aprobaron dicha declaración y se comprometieron a cumplir con ella. “No podemos tener como candidatos, gobernantes, funcionarios públicos o jueces a hombres que estén vinculados a actos de violencia contra las mujeres”, insiste Villavicencio. “Nosotras, las mujeres cercanas a Morena, al PRD y a los partidos de izquierda, no estamos dispuestas a aceptar una candidatura así”, agrega Lagarde.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, de la misma agrupación que el candidato, ha respaldado a Salgado Macedonio y dijo que se trata de un “asunto partidista” propio de la lucha política que se da en las elecciones. La escritora Brenda Navarro lo plantea de otra manera: “Si no estuviéramos en periodo electoral, estas mujeres no hubieran tenido un micrófono para denunciar”, señala la autora.

Aunque la postulación fue avalada por la representación estatal de Morena, el Comité Nacional del partido todavía debe pronunciarse al respecto. El Instituto Nacional Electoral también puede evaluar la candidatura de Salgado Macedonio cuando arranquen las campañas oficialmente. “No puede haber justicia social si la mitad de la población no tiene justicia”, comenta Sabina Berman.

FUENTE: EL PAÍS

error: ¡El contenido está bloqueado!