EUROPA VUELVE A CERRAR FRONTERAS ANTE EL AVANCE DE LA PANDEMIA

En busca de contener el avance del coronavirus y sus variantes, Europa continuó hoy planeando y discutiendo cómo endurecer las medidas restrictivas y, en particular, el cierre de fronteras para frenar una tercera ola que no parece estar cerca de terminar.

Portugal y España siguen batiendo récords de contagios y fallecidos en la tercera ola, mientras Reino Unido anunció cuarentenas en hoteles para viajeros que procedan de zonas de alto riesgo y Francia admite que el toque de queda no es suficiente para frenar la pandemia.

El impacto de los datos coincide con los retrasos en la entrega de las vacunas de la empresa anglo-sueca Astrazeneca, que ha llevado a la Comisión Europea a aumentar la presión contra esta compañía, a la que exige que cumpla con los suministros pactados en los contratos firmados con Bruselas.

Portugal roza los límites de su capacidad en una nueva jornada de récord, con 293 muertes, y con traslado de medio centenar de pacientes de un hospital por una inédita sobrecarga de la red de oxígeno. Los acogen otros centros, que avisan: pronto no podrán abrir más camas.

Este miércoles Portugal sumó otro mazazo con 293 fallecidos reportados, dos más que el pico máximo registrado un día antes, y 15.073 nuevas infecciones, muy cerca del récord anterior de 15.333 contagios.

En paralelo, los hospitales han declarado la alerta más grave hasta la fecha. Unos 53 pacientes tuvieron que ser llevados anoche del hospital Amadora-Sintra, en la periferia lisboeta, a otros centros de la capital después de que la red de oxígeno desbordara su capacidad y la presión disminuyera.

El episodio ha disparado el temor al colapso. El Amadora-Sintra es el hospital con más pacientes covid de Portugal, más de 300, y desde que empezó el año ha registrado un aumento del 400% en el número de ingresados. Ya ha avisado de que no podrá recibir más hasta finales de esta semana.

España marcó este miércoles otro récord de incidencia de la tercera ola de la covid-19, al llegar a los 900 casos de media por 100.000habitantes en 14 días, además de notificarse otros 40.285 contagios y 492 muertes más en 24 horas

La presión hospitalaria en las unidades de cuidados intensivos también vuelve a subir, hasta casi el 42% de las camas ocupadas con enfermos de covid-19.

Respecto a la incidencia, seis regiones (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia y La Rioja) superan el millar de casos.

Reino Unido comunicó hoy 1725 nuevos muertos por coronavirus, la segunda mayor cifra de fallecidos diarios desde que comenzó la pandemia, tras los 1.820 que registró hace una semana.

El incremento de fallecidos e infectados se produce después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, haya anunciado que los colegios no reabrirán en Inglaterra al menos hasta el 8 de marzo.

El Gobierno británico ha expresado su preocupación por la amplia expansión de una variante del virus detectada por primera vez en el sur de Inglaterra, que se considera entre un 30% y un 70% más contagiosa y puede estar asociada a una mayor mortalidad.

También teme la llegada de nuevas mutaciones que puedan ser resistentes a las actuales vacunas, por lo que hoy anunció que los pasajeros que lleguen desde países considerados de riesgo deberán mantener una cuarentena de diez días en hoteles u otros establecimientos.

Johnson recalcó además que es “ilegal” abandonar Reino Unido por motivos de ocio, dado que el actual confinamiento obliga a los ciudadanos a permanecer en casa salvo por motivos esenciales.

El Gobierno francés admitió este miércoles que el toque de queda en vigor en Francia desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana no ha logrado frenar con la eficacia esperada la circulación del coronavirus, por lo que estudia implantar mayores restricciones.

“El toque de queda tiene una eficacia relativa, real pero insuficiente a estas alturas”, destacó en rueda de prensa el portavoz gubernamental, Gabriel Attal, tras la celebración de un Consejo de Ministros y de un Consejo de Defensa.

Entre los escenarios barajados figura tanto el mantenimiento “improbable” del toque de queda actual, adelantado de las 20 a las 18 horas el pasado 16 de enero en toda Francia, como un nuevo confinamiento estricto.

Sería el tercer confinamiento, tras los que tuvieron lugar de mediados de marzo a mediados de mayo de 2020, en el que cerraron colegios, restaurantes y comercios no esenciales, entre otros, y el aplicado de finales de octubre a mediados de diciembre, más flexible y que mantuvo las escuelas abiertas.

Por su parte, el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas en Alemania, registró hoy 13.202 nuevos casos y 982 muertes en las últimas 24 horas, mostrando una tendencia a la baja en comparación con la semana pasada.

El número total de casos reportados es de 2.61.279, mientras que el de muertes asciende a 53.972.

Alemania intenta por todos los medios evitar los contagios, por lo que el Gobierno determinó que a partir de hoy más cantidad de empleados podrán hacer teletrabajo.

Finlandia decidió restringir hasta el 25 de febrero la entrada al país y solo podrán ingresar los “trabajadores esenciales”, diplomáticos y periodistas, y quienes necesiten acudir a bodas y funerales. Con unos 43.000 casos y 660 fallecidos, Finlandia registra una de las cifras más bajas de Europa.

Por su parte, Suiza obligará a los viajeros procedentes de otros países a presentar a partir del 28 de enero un certificado de prueba PCR negativa de coronavirus, hecha no más de 72 horas antes.

Además, quienes lleguen de países de alto riesgo tendrán que realizar una cuarentena de diez días que puede rebajarse a siete con un PCR o anticuerpos.

Los ciudadanos que viven justo en la frontera y llegan a trabajar al país quedarán eximidos de esta medida. Las autoridades suizas también impusieron multas de entre 65 y 225 dólares por violar medidas tales como el uso de mascarilla en transporte público y lugares públicos, así como por la organización de reuiones masivas sin un permiso especial. Hasta la fecha, Suiza suma más de 515.000 casos y 9.200 fallecimientos.

Mientras, a raíz del nuevo confinamiento declarado el 15 de diciembre pasado por el Gobierno neerlandés, más de 130 personas fueron detenidas durante el cuarto día de protestas. Las restricciones que durarán hasta el 9 de febrero incluyen el cierre de cafés, restaurantes, museos, teatros, piscinas, gimnasios, salones de belleza y tiendas. Desde el día 16, todas las escuelas y universidades pasaron a las clases telemáticas.

Finalmente, ayer, las autoridades suecas anunciaron que paralizarán los pagos a la farmacéutica estadounidense Pfizer hasta que se aclare la cuestión del número de dosis de la vacuna.

EFE

error: ¡El contenido está bloqueado!