EUROPA AFRONTA EL DESCONTROL DE LA TERCERA OLA DE CORONAVIRUS

Europa hace frente a la virulencia de la tercera ola de coronavirus -y la rápida propagación de nuevas cepas- con una campaña de vacunación que se desarrolla más lentamente de lo previsto. La Unión Europea ha administrado menos de dos dosis por cada 100 habitantes, según datos de Financial Times.

Los retrasos de suministros de dosis anunciados por Pfizer y Astrazeneca complican los planes. La UE amenaza con emprender acciones legales si no se cumplen las entregas pactadas. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha dicho a la radio francesa Europe 1 que los 27 pueden recurrir “a todas las opciones legales a nuestra disposición” para garantizar que se respeten los contratos firmados con las empresas farmacéuticas.

En Alemania, pese a las críticas contra el Gobierno por el ritmo de vacunación, la canciller Angela Merkel ha asegurado que este es bueno. Ha afirmado que a finales del verano a todos los alemanes se les habrá ofrecido la vacuna. El país mantiene el confinamiento estricto hasta el 14 de febrero ante la letalidad de la tercera ola (con cifras de fallecidos “escalofriantemente altas”, según palabras de Merkel) y el temor a la rápida expansión de la cepa británica.

Francia, por su parte, debatirá el miércoles la posibilidad de un posible nuevo confinamiento -una opción que divide al Gobierno- ante la preocupación por la rápida propagación de las nuevas cepas. De momento, mantiene el toque de queda a las seis de la tarde. La ralentización en el inicio de la campaña de vacunación también suscitó allí críticas. Ahora, el primer ministro, Jean Castex, ha anunciado en Twitter que se ha vacunado a un millón de personas contra la covid-19.

Portugal, el país que fue un modelo durante la primera ola, afronta en esta tercera ola la pesadilla de sus peores datos con récord de fallecidos y hospitales al borde del colapso. El domingo celebró elecciones presidenciales bajo un confinamiento estricto que incluye el cierre de colegios y la actividad no esencial. Allí, las vacunas han comenzado a ponerse, en primer lugar, a personas en residencias de mayores y a sanitarios; y la previsión es que esta semana se haya vacunado a dos tercios de los ancianos y al 15% de los sanitarios. El plan de vacunación ha desatado la polémica porque ha incluido a los políticos en los grupos prioritarios (junto a personal de emergencias, bomberos y Fuerzas Armadas).

Reino Unido enfrenta una letalidad del virus sin precedentes por la llamada cepa británica. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha admitido que hay “evidencias” de que la variante identificada en Inglaterra “está asociada a un mayor nivel de mortalidad”. Más de 5,8 millones de personas han recibido la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19, según datos del Gobierno británico.

En Italia, la presión hospitalaria ha comenzado a decrecer. El país ha anunciado acciones legales contra Pfizer-BioNtech y Astrazeneca por retrasos y reducción del lote de vacunas. El primer ministro, Giuseppe Conte, ha criticado duramente a los fabricantes por una “grave violación contractual que está causando un daño enorme en Italia y en otros países europeos”. Allí se han suministrado 1.370.449 dosis de vacunas contra la covid-19. De ellas, 93.662 ya han recibido las dos dosis de Pzifer y están completamente vacunadas.

Países Bajos (donde la aplicación del toque de queda de las 21 horas a las 4:00 ha desatado disturbios) fue el último país de la Unión Europea en iniciar la vacunación (el pasado seis de enero). 127.000 holandeses han recibido la primera dosis, según datos del Gobierno.

NIUS

error: ¡El contenido está bloqueado!