400 ALUMNOS SECUESTRADOS TRAS ATAQUE A UNA ESCUELA

NEGERIA.- El ejército nigeriano ha localizado e intercambiado disparos con hombres armados que pudieron haber secuestrado entre 400 y 600 de estudiantes de secundaria en el estado noroccidental de Katsina, según un comunicado del presidente.

Sicarios armados con AK-47, irrumpieron en la escuela secundaria Government Science en el distrito de Kankara el viernes, dijeron la policía y los lugareños.

Un padre y un empleado de la escuela dijeron que aproximadamente la mitad de los 800 estudiantes de la escuela estaban desaparecidos. El ataque tuvo lugar en el estado natal del presidente Muhammadu Buhari, y la policía y el ejército todavía estaban trabajando para determinar cuántos fueron secuestrados y desaparecidos.

Buhari dijo en un comunicado el sábado que los militares habían localizado a los secuestradores en un bosque y estaban intercambiando fuego con ellos, con la ayuda de apoyo aéreo.

“Condeno enérgicamente el ataque de los bandidos cobardes contra niños inocentes en la Escuela de Ciencias de Kankara. Nuestras oraciones están con las familias de los estudiantes, las autoridades escolares y los heridos”, dijo.

La policía en el lugar el viernes intercambió disparos con los atacantes, lo que permitió que algunos estudiantes corrieran por seguridad, según el portavoz de la policía Gambo Isah.

“Los bandidos venían en motos disparando esporádicamente e intentaban entrar a la escuela. Nuestros hombres con la ayuda del ejército los enfrentaron en un tiroteo que duró una hora y media”, dijo.

La policía dijo que desplegaría fuerzas adicionales para apoyar la búsqueda y el rescate. Un oficial fue baleado y herido en el tiroteo con la pandilla, dijeron.

Los residentes locales dijeron que varios estudiantes fueron secuestrados por los atacantes que se dividieron en dos grupos.

“Los secuestradores se pelearon con el personal de seguridad. Mientras continuaba la lucha, otro grupo entró en la escuela y se llevó a varios estudiantes”, dijo Nura Abdullahi.

“Algunos de los estudiantes que escaparon regresaron al pueblo esta mañana, pero otros tomaron un autobús a casa”, dijo.

“La escuela está desierta. Todos los estudiantes se han ido”, agregó.

Isah, el portavoz de la policía, dijo que unos 200 estudiantes “que huyeron por seguridad durante el asalto” regresaron a su albergue el sábado por la mañana.

Katsina ha estado plagada de violencia que el gobierno ha atribuido a los bandidos, un término vago para las bandas de forajidos que atacan a los lugareños y secuestran para pedir rescate. Los ataques de grupos armados son habituales en el noreste del país.

Bint’a Ismail, padre de un niño secuestrado, dijo que los residentes del estado de Katsina viven “en una condición aterradora”.

“No vemos el valor del gobierno, de hecho. Tengo un hermano menor y un niño que se llevaron los secuestradores”.

La violencia y la inseguridad en Nigeria han enfurecido a los ciudadanos, particularmente después de que decenas de agricultores fueron asesinados, algunos decapitados, por combatientes en el estado nororiental de Borno a fines del mes pasado. Los secuestros de Katsina son el último incidente de alto perfil que involucra a niños en edad escolar en Nigeria.

En 2018, el grupo armado Boko Haram secuestró a más de 100 niñas en la ciudad de Dapchi, en el noreste de Nigeria. Y hace seis años, en 2014, el mismo grupo secuestró a más de 270 niñas en la localidad de Chibok.

“El hecho de que tengamos una gran tragedia de secuestro como dicen los medios de comunicación, cientos y cientos de estudiantes una vez más en el país es una indicación de que no aprendimos lecciones de tragedias anteriores”, dijo el ex ministro de Educación de Nigeria, Oby Ezekwesili, a Al Jazeera.

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del incidente de Katsina y la zona está lejos de la zona de operaciones habitual de Boko Haram en el noreste.

Buhari, quien llegó el viernes durante una semana a su pueblo natal a unos 200 kilómetros (125 millas) de Kankara, tenía previsto informar a la asamblea nacional sobre la situación de seguridad la semana pasada, pero canceló la aparición sin una explicación oficial.

ALJAZEERA

error: ¡El contenido está bloqueado!