TERCERA OLA DE CORONAVIRUS AZOTA A SUR COREA

SEÚL.- El gobernador de la provincia más poblada de Corea del Sur pidió el miércoles que se realicen pruebas masivas para detectar el coronavirus, mientras los nuevos casos diarios, centrados en el área densamente poblada de Seúl, alcanzan niveles no vistos desde que comenzaron los brotes a principios de este año.

Corea del Sur está sufriendo una tercera ola de brotes de coronavirus, y durante la última semana los nuevos contagios han estado consistentemente alrededor de 600 por día.

El recuento diario del miércoles, de 686 nuevas infecciones, coincidió con el nivel publicado el 2 de marzo y fue el segundo más alto registrado, aunque estuvo lejos de los 909 confirmados el 29 de febrero, según la Agencia de Prevención y Control de Enfermedades de Corea (KDCA).

La mayoría de los nuevos casos se han formado en la ciudad capital de Seúl, la vecina ciudad portuaria de Incheon y la provincia de Gyeonggi, que alberga a 13,5 millones de personas y rodea ambas ciudades.

El gobernador de Gyeonggi, Lee Jae-myung, pidió pruebas masivas en partes de su provincia y en el área metropolitana de Seúl, incluida Incheon, para aislar a los posibles propagadores.

“Dado que los casos confirmados de origen desconocido están demasiado ocultos, es difícil rastrear la fuente de infección sólo de aquellos que vienen a hacerse la prueba”, sostuvo Lee en un comunicado emitido después de una reunión de emergencia a la que también asistió el presidente Moon Jae-in.

“Planeamos adoptar un método de prueba preventiva e intensiva mediante la selección de un área o región específica”.

El comando militar estadounidense en Corea del Sur ofreció disculpas después de que fotos mostraran a personas sin mascarillas bailando juntas, y cerraron los lugares de entretenimiento en dos bases donde se tomaron las imágenes.

Los eventos recientes “mostraron un juicio deficiente y acciones inconsistentes” con los principios del comando y las medidas de prevención de virus, reconocieron las Fuerzas de Estados Unidos en Corea (USFK) en un comunicado.

El gobierno de Corea del Sur ha firmado acuerdos con cuatro fabricantes mundiales de medicamentos como parte de un programa para adquirir vacunas COVID-19 para 44 millones de personas. El presidente Moon declaró que era “suficiente para brindar inmunidad colectiva”, pero instó a los funcionarios a comprar más vacunas por si acaso.

El Ministerio de Salud había dicho que los envíos comenzarían a más tardar en marzo y que las vacunas podrían comenzar en la primera mitad del próximo año dependiendo de una serie de factores, incluido qué tan bien funcionaron en otros lugares, su seguridad, la propagación de COVID-19 y la demanda del público.

YNA

error: ¡El contenido está bloqueado!