CJNG PONE EN JAQUE A MÉXICO E INSTALA NARCO RETENES

MÉXICO.- Abrazos no balazos. El narco ha vuelto a poner en jaque a México. Esta vez ha sido en Michoacán y de la mano de la última disputa surgida del infierno criminal: el Cártel Jalisco Nueva Generación contra Cárteles Unidos. En una ofensiva desatada supuestamente en respuesta a la detención y abatimiento de los sicarios, una célula delictiva cortó accesos de las vías principales de los municipios de Apatzingán y Buenavista.

Los medios locales reportaron que el primer incidente se suscitó en la carretera federal Apatzingán-Aguililla, a la altura de la localidad de Chandio, municipio de Apatzingán, donde hombres armados interceptaron un camión particular y otro perteneciente a una empresa cervecera para quemarlos.

En la población de Los Hornos, en este mismo municipio, los criminales usaron otro vehículo pesado para cerrar el paso.

Elementos de Seguridad Pública, de la Guardia Nacional y del Ejército se movilizaron a la zona para desbloquear. “En coordinación con la @SEDENAmx y la @GN_MEXICO_, realizamos el despliegue de acciones operativas, para restablecer la circulación sobre la carretera Apatzingán-Aguililla, toda vez que se encontraba un vehículo obstruyendo el tránsito”, escribieron en Twitter.

Mientras la carretera Apatzingán-Aguililla era liberada, otros pistoleros bloquearon la carretera federal Apatzingán-Buenavista, en la entrada a la comunidad de Santa Ana Amatlán.

La ofensiva forma parte de la jornada de violencia en el estado. Esta semana, en el municipio de Tingüindín, región, limítrofe con Los Reyes y Tangamandapio, fuerzas estatales y federales dispararon tiros de contención durante un enfrentamiento con presuntos sicarios del beligerante Cártel Jalisco Nueva Generación.

El choque ocurrió el jueves, en la comunidad de Tacátzcuaro, mientras las autoridades trasladaban varios vehículos al corralón. Las unidades habían sido decomisadas un día antes luego de varios enfrentamientos en cuatro municipios de Michoacán.

Durante el enfrentamiento, el director de Seguridad Pública municipal de Tlazazalca resultó herido.

La batalla comenzó cuando una camioneta llena de sicarios disparó contra una caravana de patrullas. En redes sociales circuló un video del enfrentamiento, en él se observa a varios policías disparar unos están pecho tierra y otros detrás de sus vehículos oficiales.

Ese día, en el transcurso de la mañana, elementos del Ejército mexicano también se enfrentaron a una célula criminal del cártel de las cuatro letras, en el municipio de Cotija. Los hechos fueron informados por Luis Enrique Toscano Servín, alcalde de Tocumbo, región colindante con Cotija.

Las autoridades estatales han aumentado los patrullajes e instalado retenes en las entradas y salidas de los municipios colindantes con Jalisco, a fin de detener la violencia.

Este violento episodio abona al clima de inseguridad que se vive en Michoacán desde hace meses. El pasado miércoles, alrededor de las 20:00 horas, camionetas de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano arribaron al municipio de Los Reyes para patrullar, luego de diversos llamados de auxilio de los pobladores, quienes advirtieron sobre la presencia de grupos armados.

Según los detalles, aproximadamente 40 camionetas con sicarios abordo, participaron en diversos tiroteos desde las 17:00 horas, cuando una célula del CJNG tomó por asalto una casa de seguridad de los Cárteles Unidos donde se presume, estaba escondido uno de los líderes de dicha organización criminal. En el sitio fueron asesinados cinco presuntos criminales y siete más fueron tomados como rehenes.

El avance del cártel encabezado por Nemesio Osguera Cervantes, el “Mencho”, continuó en los municipios de Cotija, Tocumbo y Tingüindín, Reportes de los medios locales indicaron que el saldo de ese enfrentamiento fue de seis personas ejecutadas.

BLOGNOTICIASMXN

error: ¡El contenido está bloqueado!