EN PUEBLOS MÁGICOS SU POBLACIÓN SUFRE POBREZA

MÉXICO.– La Secretaría de Turismo (Sectur) anunció que 11 poblaciones fueron nombradas como Pueblos Mágicos y con ellos el total de destinos que están clasificados con esta categoría ascienden a 132.

Pero, ¿qué es un Pueblo Mágico? Esta categoría surge en 2001, con el fin de promover el turismo en esas zonas, además de enaltecer y poner en la mesa de discusión la conservación de su arquitectura original, tradiciones, lenguas indígenas, historia, gastronomía, entre otros.

La Sectur establece que los Pueblos Mágicos son localidades que a través del tiempo y ante la modernidad, han conservado su valor y herencia histórica cultural y la manifiestan en diversas expresiones a través de su patrimonio tangible e intangible irremplazable.

Sin embargo no todo es positivo, ya que de los 11 nuevos Pueblos Mágicos, siete estarían en condiciones de pobreza, de acuerdo un reporte del Consejo Nacional de Evaluación de Política y Desarrollo Social (Coneval).

Sisal, que se encuentra en Yucatán, cuenta con 17 mil 238 personas en pobreza, un 56 por ciento de su población, mientras que Maní, en el mismo estado, el 78 por ciento de su gente está en esa condición.

Santa María Juquila, Oaxaca, el sexto en ser declarado Pueblo Mágico, ha registrado 8,773 pobres, el 76 por ciento de su población total. Por su parte, Tetela de Ocampo en Puebla tiene al 72 por ciento de sus habitantes en pobreza.

Mientras tanto, en Paracho de Verduzco el panorama no es mucho mejor. El 69 por ciento de sus habitantes están en esta condición. En Santa María Río el porcentaje es de 60 por ciento e Ixtapan de la Sal, 57 por ciento.

Con datos del 2015, el total de la población que había en los Pueblos Mágicos, 121 entonces, ubicados en 123 municipios del país, ascendía a 7 millones 582 mil 256 habitantes.

También con datos del Coneval, el 50.4 por ciento de la población de los Pueblos Mágicos tiene condiciones de pobreza y 8.7 por ciento de pobreza extrema, cifras superiores a la media nacional.

El porcentaje de viviendas que no disponen de agua entubada en los municipios con Pueblos Mágicos fue de 7.9 por ciento y viviendas que no disponen de drenaje, 11.2 por ciento.

Entre el 2001 y el 2018 se asignó un presupuesto de $5 mil 795 millones de pesos a los Pueblos Mágicos, el 99% se destinó a infraestructura y servicios, rehabilitación o creación de sitios de interés turístico y equipamiento; y solo el 1% a innovación, capacitación y calidad.

Con datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas del INEGI, en abril del 2020 había registrados 4 mil 259 establecimientos de alojamiento temporal en los municipios con Pueblos Mágicos; por otro lado, el Registro Nacional de Turismo identifica 820 establecimientos hoteleros ubicados en 104 Pueblos Mágicos.

Menos del 30 por ciento de los Pueblos Mágicos tienen empresas con alguna certificación turística vigente, con excepción del Programa de Calidad Moderniza, en el que 43 por ciento de ellos cuenta con al menos un distintivo.

Estudios de investigación externos a los Pueblos Mágicos, señalan que no se ha podido desarrollar un turismo sostenible; detectaron prácticas que comprometen la preservación del patrimonio y; no existe mejoría en la calidad de vida de los habitantes.

CONTRAREPLICA

error: ¡El contenido está bloqueado!