“ALERTA MÁXIMA” EN JAPÓN POR SARS-COV-2

ASIA.- Japón está en “alerta máxima” después de confirmar un número récord de casos diarios de coronavirus, dijo el jueves el primer ministro Yoshihide Suga, pero dijo que el gobierno aún no planea imponer más restricciones para frenar el brote.

El miércoles se registraron unos 2.201 casos nuevos en todo el país, con casi 500 en la capital, Tokio, una metrópolis en expansión de casi 14 millones de personas.

Más tarde, las autoridades de la ciudad elevaron la ciudad al nivel más alto de una escala de cuatro niveles, pero la medida no viene con ninguna restricción adicional a la actividad y los medios japoneses dijeron que los primeros cierres comerciales eran poco probables por ahora.

Si bien son pequeñas en comparación con las cifras observadas en algunos otros países, las cifras representan un fuerte aumento para Japón, donde las pruebas suelen ser a menor escala que en otras partes del mundo.

“Ahora estamos en una situación de máxima alerta”, dijo Suga a los periodistas.

“Les pido a ustedes, los japoneses, que implementen plenamente principios como el uso de máscaras”, agregó, instando a las personas a usarlas incluso mientras hablan durante las comidas en los restaurantes.

La emisora nacional NHK dijo que Suga había pedido a asesores expertos que se reunieran el jueves y viernes para examinar el creciente número de infecciones antes de que el gobierno tome más medidas.

El portavoz principal del gobierno dijo que monitorearía las tasas de infección y la capacidad de los hospitales para hacer frente antes de actuar.

“Responderemos de manera apropiada según las condiciones”, dijo Katsunobu Kato en una rueda de prensa periódica.

Suga dijo que apoyaría a las regiones locales si le pidieran a las empresas que cerraran temprano, y que se deberían considerar las restricciones, incluida la limitación de grupos en los restaurantes a cuatro personas.

Hasta ahora, Japón ha adoptado un enfoque relativamente relajado del coronavirus con algunas de las restricciones estrictas impuestas en otras partes del mundo. Incluso un estado de emergencia a nivel nacional que se anunció a principios de año no implicaba la obligación de que las empresas cerraran o de que las personas se quedaran en casa.

Aunque las pruebas han aumentado, se han mantenido comparativamente bajas, con aproximadamente 5,000 a 6,000 personas probadas cada día en la capital.

Aún así, Japón ha visto un brote relativamente pequeño hasta ahora, con cerca de 121,000 casos registrados y un poco más de 1,900 muertes desde que el virus se detectó por primera vez en el país en enero.

ALJAZEERA

error: ¡El contenido está bloqueado!