DIPUTADOS DE LA 4T DAN LA ESPALDA A MEXICANAS; RECHAZAN QUITAR IVA A PRODUCTOS DE HIGIENE ÍNTIMA

MÉXICO – La diputada de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), Laura Rojas, exhibió a Morena, PT y PES por eliminar en la votación final el rechazo al IVA a “productos de gestión menstrual”.

La propuesta de tasa cero fue propuesta por la diputada por Morena, Wendy Briceño. Planteó el modificar el artículo 2 A del IVA que rige sobre productos de higiene menstrual: toallas sanitarias femeninas, compresas, tampones, copas…

El cambio se dio luego de que de aprobarse la propuesta, la Secretaría de Hacienda dejaría de recaudar tres mil 400 millones de pesos anuales.

RECHAZAN DIPUTADOS EXENTAR IVA A TOALLAS FEMENINAS

Diputados federales rechazaron la iniciativa que promovieron legisladoras de todos los partidos en la Comisión de Equidad y Género, para exentar del cobro de Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los productos femeninos de higiene. Fue una propuesta que recibió el respaldo político y discursivo de las bancadas representadas en San Lázaro. No obstante, a ese tema de obvia nobleza se contrapuso a la necesidad recaudatoria durante el año próximo, porque el monto de ese impuesto se calculó en 2021, por tres mil millones de pesos. Y al someterse a la votación individual de la propuesta, la realidad se impuso, y la adquisición de esos productos se mantendrá aportando esa cantidad al disco.

En el pleno cameral se observó de todo. Incluso un diferendo entre la presidenta en turno de la Mesa Directiva, Dolores Padierna (Morena) y diputados del PAN. Durante una propuesta de adición al dictamen, Padierna -quien sustituía a la presidenta Dulce María Sauri Riancho (PRI) – se trompicó a la hora de solicitar a la secretaría preguntará a la asamblea en votación económica, “si se admite a discusión lo dicho por esta diputada”.

Desde su curul, Elías Lixa (PAN reprochó así, “la presidencia puso, erróneamente, a consideración del pleno lo dicho por la diputada. Lo que se tiene que votar es si se admite a discusión la reserva presentada por la diputada. Nos parece que no solo comente un error, la presidencia, sino también está en una falta de respeto a la diputada.” También, Arturo Espadas (PAN), asestó otro reproche a Dolores Padierna, al “lamentar que se asusten cuando usamos las palabras que ustedes usan. Lamentar que la presidencia someta a votación dichos y no trámites. Es una vergüenza el nivel de esa diputada, parafraseando lo que ella dice”.

La diputada, Padierna fue relevada por Sauri Riancho, y desde su curul solicitó la palabra para regresar el golpe a los panistas. “Quien me antecedió en la palabra, en la tribuna usó un lenguaje antiparlamentario, usó un lenguaje majadero que está completamente fuera de nuestro Código de Ética y debe de ser sometida, porque no es la primera vez, cotidianamente, siempre que sube a la tribuna suele ser como es la ultraderecha: inflexible, autoritaria, majadera, violenta”.

La presidenta de la Mesa Directiva trató apaciguar las aguas, y recomendó la sana convivencia, del debate de ideas, “que es el que nos ocupa, indica que tenemos que usar invariablemente el lenguaje adecuado para este propósito. Si en algún momento hay alguna consideración de desviación en relación con este punto hay la puerta del Comité de Ética donde reuniendo los requisitos que el propio Comité ha reglamentado, se pueden presentar cualquier tipo de observación o queja que corresponda, que será desahogada”.

Después de la tensión, cerca de las tres de la mañana, se dio paso a la propuesta de la presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Wendy Briceño (Morena) con una adición al artículo 2-A y adición de un artículo transitorio a la Ley del IVA.

“La menstruación históricamente ha sido oculta, estigmatizada, llena de tabúes e incluso se ha llenado de ideas supersticiosas, adjudicando supuestos poderes malignos para el ganado, la cosecha o la suerte. En lo simbólico se asocia a que las mujeres están impuras o sucias en los días de periodo menstrual, lo que refuerza el estigma y la vergüenza pública. Menstruar es una condición biológica e intrínseca. 

“Aunado a lo anterior, el precio de productos de gestión menstrual, ya sean desechables o de uso continuo sigue siendo un gasto que deben asumir las mujeres por el hecho de serlo, afectándonos de manera desproporcionada y desigual, sobre todo, a las más pobres y a quienes deben elegir entre un alimento y un producto de higiene menstrual. Conservar este impuesto contraviene a los principios establecidos en la fracción IV del artículo 31 de la Constitución, sobre la contribución que hacemos las y los mexicanos para los gastos públicos, la cual debería ser bajo la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes”.

Esa argumentación fue sometida a votación, para ser discutida entre los diputados en el pleno, y fue aprobada por mayoría abrumadora. 

En su turno Verónica María Sobrado (PAN) reitero el respaldo a la propuesta e incluso ya la daba por avalada,  pues “al ser productos utilizados solo por mujeres no hay equidad en el cobro del impuesto y, por tanto, se amplían las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres, por lo que el IVA en esos productos es discriminatorio. La menstruación nos acompaña a las mujeres durante toda nuestra vida reproductiva, un promedio de 35 a 40 años cada mes, lo que se traduce en más de 2 mil 500 días de nuestra vida. También hacemos un llamado respetuoso a las empresas mexicanas para que, de aprobarse la tasa cero, se vea reflejada de manera inmediata en el precio de dichos productos”.

También Martha Tagle (Movimiento Ciudadano), ferviente impulsora de la iniciativa adujo que se cuidaba de “hablar de días históricos en esta tribuna, pero, debo decir que si aprobamos esta reserva sin duda será una modificación histórica. Porque hace 13 años en esta misma Cámara de Diputados iniciamos un proceso para que el Presupuesto de Egresos tuviera perspectiva de género. Desde hace 13 años contamos con un anexo transversal que nos permite destinar gasto para atender las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres. Pero ahora, de lo que se trata es que por primera vez en la historia de México veamos la política tributaria con esa misma perspectiva de género y eso implica identificar qué impuestos afectan de manera diferente a los hombres y las mujeres”.

Y Verónica Juárez (PRD), consideró que la menstruación “ha sido considerada como uno de los hitos de la vida de la mujer y de la vida de la mujer y de las niñas que debe de ser escondido, al igual que otros aspectos de la sexualidad de las mujeres. Es por esta razón que en muchos lugares del país las niñas que entran a la pubertad no tienen ni las condiciones para una higiene adecuada ni el acceso a los productos higiénicos que se requieren. En estos lugares, la pobreza marca hábitos de higiene que no priorizan la salud sexual de las mujeres y las niñas y debido a que las compras las determina un hombre, los productos de higiene menstrual no forman parte tampoco de la canasta básica”.

La propuesta fue aprobada, y se incluyó en el aval final de los artículos que fueron reservados para su discusión, al concluir el proceso aprobatorio de la Miscelánea Fiscal. 

Antes de las seis de la mañana, la presidenta de la Mesa Directiva anunció que la votación de la exención de IVA para los artículos de salud femenina se apartaría de la votación nominal -del resto de los artículos- y se sometería a la decisión del pleno en lo particular, aduciendo el cumplimiento de los protocolos de sana distancia. 

Wendy Briceño, solicitó que no fuera así, porque “sería muy pertinente, dada la importancia del tema, dada la expectativa social también que causa el tema, dada la relevancia que además ya causó en las propias redes, y la recepción con las mujeres, que, si se va a tomar esta decisión y ya está aquí la mayoría de las diputadas y diputados, esta votación sea con todo el pleno”.

Al observar una votación tan poco habitual, Martha Tagle reclamó con una moción de procedimiento porque “es evidente la manera tan burda como se construyeron las listas para que esta votación se hiciera. Dejaron fuera a todas las diputadas que hemos promovido este tema. Y eso es evidente. Y además es bastante desagradable que durante la noche se fueron a dormir y ahorita vienen a echar a perder esto, justamente por consigna”.

Y antes de la votación se comenzó a decantar el rumbo de ésta. Irma Juan Carlos (Morena), consideró lo siguiente: “Para comentar que a nosotras las mujeres se nos debe vivienda, salud, educación, caminos, infraestructura. No se nos debe un compromiso como una toalla. Nosotras las mujeres indígenas no nos es suficiente una toalla sanitaria, eso es para favorecer a las empresas. Es un honor estar con Obrador. Tenemos un compromiso con los pueblos indígenas y es dotarlos de infraestructura, no de una toalla Entonces Hortensia Garay, secretaría de la Mesa Directiva, dio lectura al contenido de la propuesta para ilustrar al pleno:

Ley del Impuesto al Valor Agregado. Propuesta de adición. Artículo 2-A. El impuesto se calculará aplicando la tasa de 0 por ciento a los valores a que se refiere esta ley cuando se realizan los actos o actividades siguientes: La enajenación de toallas sanitarias desechables y de tela, compresas, tampones, copas o cualquier otro bien destinado a la gestión menstrual.

Y una vez que la mayoría, optaba por votar en contra de la propuesta, la diputada Abelina López (Morena), solicitó la palabra “quisiera, en el tablero yo voté en contra, a tiempo le hablé a usted, pero no me escuchó. Conste, para que quede constancia. Yo voté en contra. ¿Y saben por qué?, ¿saben por qué? Yo no voy a preferir una toalla sanitaria…yo no voy a permitir una toalla sanitaria por dejar que se sigan muriendo personas de Covid”.

LAJORNADA

error: ¡El contenido está bloqueado!