TRUMP SE DESESPERA, QUIERE QUE EEUU DEJE LA CUARENTENA

EEUU – Con medidas mucho más laxas que en España o Italia, Estados Unidos cuenta ya con más de 50.000 casos de contagio por coronavirus y más de 600 fallecidos. La OMS advirtió de que el país podría convertirse en el próximo epicentro de la pandemia si no cambia su situación.

No obstante, el presidente Donald Trump quiere que el país vuelva a abrir sus negocios antes de Semana Santa: “Tenemos que poner el país a trabajar. Vamos a perder a bastante gente con esta enfermedad, pero vamos a perder aún a más gente si el país entra en una recesión o depresión masiva”.

“Nuestra gente quiere volver al trabajo. Practicarán el distanciamiento social y todo lo demás, y las personas mayores serán vigiladas de manera protectora y amorosa. Podemos hacer dos cosas juntos. ¡LA CURACIÓN NO PUEDE SER PEOR (por lejos) QUE EL PROBLEMA! El Congreso DEBE ACTUAR AHORA. ¡Volveremos fuertes!” escribió en su cuenta twitter.

Su asesor económico Larry Kudlow relaciona la buena salud pública con una buena economía: “Una buena salud pública también requiere una buena económica. Cada uno tiene sus prioridades, lo entiendo, pero no es la una o la otra. Ambas tienen que funcionar juntas.

Nueva York, es la ciudad peor parada en la actualidad, acaparando un tercio de los contagios del país, implementó importantes restricciones el sábado. El gobernador del estado neoyorkino Andrew Cuomo ha lanzado una advertencia: “Fíjense en cómo estamos hoy. Donde nosotros estamos hoy, los demás estarán dentro de tres, cuatro, cinco o seis semanas. Nosotros reflejamos el futuro”.

Cuomo ha advertido además que la curva de contagios está aumentando más rápido y de forma más pronunciada a cada día que pasa.

EuroNews

error: ¡El contenido está bloqueado!