INDÍGENA ENFERMERA, DENUNCIA VIOLACIÓN TUMULTUARIA Y REVICTIMIZACIÓN

MÉXICO – Una joven indígena tzeltal de 18 años, estudiante de enfermería, denunció ser víctima de una violación tumultuaria por parte de tres hombres en Palenque Chiapas, pero que las autoridades judiciales si bien levantaron su denuncia, la revictimizaron al no ser atendida por personal especializado.

Verónica, la joven mujer, hija de un matrimonio indígena tzeltal, de una comunidad rural de Palenque, dijo ser miembro de 10 hermanos, conformados por siete mujeres y tres hombres.

A pesar de que sus padres que viven en extrema pobreza, contó, hicieron lo posible para enviarla a la cabecera municipal de Palenque para poder estudiar la carrera de enfermería, para poder ser ejemplo de sus hermanas y hermanos menores.

Sin embargo, las cosas no fueron fáciles en Palenque, donde la mañana del miércoles 30 de septiembre tomó un transporte público para dirigirse a las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) para tramitar su credencial de elector.

En lo que se realizaba su trámite, la joven indígena salió para ir por una botella de agua a la tienda, sin embargo, en el trayecto fue interceptada por un vehículo Tsuru blanco con tres personas a bordo, quienes a la fuerza la subieron a la unidad y se la llevaron con rumbo desconocido.

Sólo recuerda que salieron de Palenque porque habían tomado un camino de terracería, a decir de los movimientos del coche en el que la llevaban, siempre con un arma de fuego apuntándole en la espalda.

Relató: “Llegamos a un lugar desolado y estos tres sujetos me violaron no sé cuántas veces porque mis sentidos no permitían definirlo, que tanta era la saña de estos sujetos que me cortaron mi cabello”.

“Estos tres sujetos me subieron al vehículo y yo sentí morir, pero se dirigieron al libramiento de Palenque, ahí me arrojaron del carro, yo pensé que me matarían, pero afortunadamente no fue así, pero una persona pasó y eso a mi parecer hizo que me dejaran ahí”.

Revictimización

Verónica dijo que, al verla tirada en la calle, los vecinos la reportaron a la policía, y al llegar estos, les narró lo que había pasado. Luego la llevaron a las oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que interpusiera su denuncia penal.

La joven tzeltal dijo que quien la atendió fue un médico legista hombre y no mujer como esperaba, que se le complicó declarar realmente todo lo que había vivido porque estaba en shock y porque su español no era claro y no tenía traductor.

Tampoco tuvo nunca la asistencia psicológica esperada de nadie, en todo momento tuvo que interactuar con varones con los que nunca tuvo confianza para contarles realmente lo que había pasado.

La Fiscalía de Distrito Selva de la FGE, abrió la Carpeta de Investigación 0487-65-0901-2020 con el número de oficio 01641/1221/2020 en la Unidad de Investigación Integral y Justicia Restaurativa de Palenque.

“Mi vida cambió para siempre. Ojalá que nadie le pase esto que me paso a mí. Sólo pido justicia para mí y para quien pase por esto”, dijo Verónica, cuya denuncia hizo llegar a través de sus padres a la organización social campesina a la que pertenecen, la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, A.C.. (Coduc).

PRCS

error: ¡El contenido está bloqueado!