IMPLACABLE LA COVID-19 EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

LATAM – A seis meses de declarar al nuevo coronavirus como una pandemia, América Latina y el Caribe continúa hoy como la región más afectada por la crisis sanitaria en el mundo, por el elevado número de casos de la Covid-19.

Con ocho millones 709 mil 926 contagios y 322 mil 661 fallecidos (últimos datos disponibles), Brasil se mantiene como el país más golpeado por la pandemia en Latinoamérica con cifras solo superadas por Estados Unidos, y seguido de Perú, Colombia, México y Argentina.

Pese a esta compleja situación epidemiológica, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que percibe una tendencia a la baja en el número de positivos a la Covid-19 en varios países de la región.

Luego de una apertura social y económica, naciones como Brasil, Colombia, México y Perú reportan una leve disminución en los contagios diarios, aunque siguen entre las más afectadas por la pandemia, en momentos en que aún se requieren importantes acciones de control.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, explicó que los casos en la frontera entre Colombia y Venezuela se multiplicaron por 10 en las últimas dos semanas, mientras las tasas de mortalidad aumentan en áreas de México, con tendencias similares en Argentina, Bolivia, Costa Rica y Ecuador.

Acotó que no obstante en algunos países hay indicios de estabilización en las cifras y una inclinación a la baja en el número de nuevos casos notificados en Centroamérica, con la excepción de Nicaragua y Costa Rica.

Frente a estas apreciaciones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aunque la tasa global de muertes y de casos confirmados está equilibrándose en lugar de aumentar exponencialmente, las cifras esconden aumentos regionales y locales.

Tales criterios son avalados por recientes investigaciones según las cuales, además de los casos, las muertes también son subestimadas, pues los países las registran de diferentes maneras, lo que dificulta las estadísticas a nivel de región.

Algo similar ocurre con las pruebas para determinar los contagios, que en América Latina han estado muy por debajo de las realizadas en otras partes del mundo, de acuerdo con cifras recientes de Our World in Data, una publicación en línea con sede en el Reino Unido.

Por ejemplo, hasta el 5 de septiembre México evaluó a poco más de 10 personas por cada mil, y Brasil a más de 26 por cada mil, con porcentajes muy altos de positivos, lo cual sugiere que no están tan extendidos como para encontrar todos los casos asintomáticos o no portadores del SARS-CoV-2.

Preocupante es también que el personal de la salud de Latinoamérica sea el más afectado en todo el mundo por la pandemia.

Según la OPS, ese sector tiene ya más de 570 mil enfermos y alrededor de dos mil 500 fallecidos. Del total de ese grupo, el 72 por ciento son mujeres y la mayoría tiene entre 30 y 49 años.

Al respecto, su directora advirtió que ‘este virus permanecerá con nosotros durante los próximos años, por lo que es fundamental brindar a los trabajadores de la salud el apoyo y los recursos necesarios para curar a los enfermos y ayudarnos a superar la pandemia’

Etienne también llamó a asegurar las herramientas y los recursos para vigilar y contener el virus, realizar pruebas, localizar contactos, aislar y poner en cuarentena, y tener suficientes capacidades hospitalarias disponibles para atender a los pacientes que desarrollen síntomas graves.

Desde antes de la pandemia, Latinoamérica ya presentaba una situación compleja en sus sistemas de salud, con una inversión mucho menor que la de Europa, una extendida inconformidad salarial y con alrededor del 70 por ciento de las naciones tocando apenas el umbral del personal sanitario requerido.

RBYM

error: ¡El contenido está bloqueado!