DAVE DAY, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN GROWERS FIRTS VISITÓ EL SUR DE MÉXICO

OAXACA – El pasado fin de semana, en una gira de trabajo relámpago Dave Day,  el presidente de la fundación internacional Growers First, estuvo de visita en Oaxaca y recorrió la costa y algunos puntos de la región del Istmo de Tehuantepec, como La Ventosa, Matías Romero en la zona húmeda y las comunidades de la zona mixe zapoteca.

Dave Day el alto mando de la organización defensora de los agricultores en áreas remotas del mundo, quien acudió a Oaxaca hace ya 20 años, desde entonces ha tenido con esta tierra una conexión permanente, aquí tiene grande experiencias de trabajo y amistad, por empatía a los oaxaqueños y porque como muchos, quedó maravillado de su cultura; de tal suerte que cada año vuelve para reunirse con los muchos amigos que se ha ganado.

Por supuesto que siendo un hombre bondadoso, con un espíritu altruista, nunca viene a Oaxaca con las manos vacías, siempre trae consigo algunas cosas para compartir, para regalar.

A la gente, a esas comunidades marginadas, a las autoridades de los pueblos, siempre les ha traído su cariño, su aprecio y en lo que ha podido ha ayudado a muchos sin pedir nada a cambio, solo por el gusto de hacerlo,  porque sabe que en el dar, el ser humano recibe más.

Ayudó durante un buen tiempo a los productores de café de la zona mixe zapoteca para comercializar el producto que obtienen en sus comunidades, allá en el mercado de Estados Unidos, para coadyuvar a dignificar el trabajo, la vida y el esfuerzo de las familias oaxaqueñas, de tal manera que realmente obtuvieran ganancias reales para ayudar a sus hijos.

Con ese propósito vino la primera vez a Oaxaca, por el café. 20 años después ha convertido Oaxaca en su segunda casa.

De igual manera y tras conocer la necesidad de miles de oaxaqueños y personas de otras entidades del país, trajo para bendecir a muchas familias miles de sillas de rueda. Más de 5 mil entregó solo a Oaxaca.

Durante el terremoto del 2017, se solidarizó con la desgracia de la gente y como pudo trajo a Juchitán y a otras zonas afectadas, varios tráileres de ropa y alimento para regalar a cientos de personas.

Hoy, en medio de la pandemia, y cuando la situación económica golpea terriblemente a todos los ciudadanos del mundo, ha vuelto a mirar la triste realidad paupérrima de Oaxaca y la situación lacerante de su gente, la mayoría indígena y en condiciones de pobreza extrema.

Una vez más, su fundación apoya a la gente de diversos sectores, pero principalmente la comunidad médica, con la entrega de miles y miles de cubrebocas para evitar que más gente se contagie y muera.

A través de sus representantes en la región, la fundación hizo entrega de más 15 mil cubrebocas, pero el pasado fin de semana, volvió a traer otras 30 mil piezas más para la región de la costa, mixe zapoteca y el istmo.

De esta manera, Dave Day, dotado de un gran corazón, tiende la mano a Oaxaca, donde ha ayudado a sus semejantes, haciendo de esta tierra su segunda patria, porque admira a sus hombres y mujeres y la cultura milenaria de sus pueblos.

REDACCIÓN

error: ¡El contenido está bloqueado!