EX GOBERNADOR DE OAXACA, SU HIJO Y SU CUOTA EN SECTOR SALUD; ISSSTE AHOGADO Y LA RENUNCIA DE SU TITULAR

MÉXICO – La cabeza del sector, la Secretaría de Salud, vive su propia crisis con el desmantelamiento del equipo de titular, Jorge Alcocer, a cargo del subsecretario Hugo López Gatell, su protegido por años.

En el ISSSTE, bajo ruina financiera, su director, Luis Antonio Ramírez Pineda, estaría por dejar el cargo por la puerta trasera para ser postulado a una diputación federal. La razón verdadera sería el desastre operativo en que se halla la dependencia, al grado de que el primer día de este mes fue designado director de Administración el general Jens Pedro Lohmann, un personaje cercano al presidente López Obrador y al secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, a quien relevó en la IV región militar.

Lohmann es el tercer responsable en esa posición durante el presente gobierno. Su antecesor, Pedro Zenteno, sostenía una pugna sorda con el equipo cercano de Ramírez Pineda, al que se le atribuye haber intentado sabotear la llegada del alto militar, al grado de sembrar una denuncia insidiosa durante una de las “mañaneras” presidenciales.

Ramírez Pineda representa el pago de una cuota política a su padre, Heladio Ramírez, exgobernador de Oaxaca. Su salida había sido reclamada ya por Raquel Buenrostro cuando se desempeñó como oficial mayor de Hacienda. Según datos confiados a este espacio, ella había propuesto como relevo a su colaboradora, Paola Cerda.

ROBERTOROCKELUNIVERSAL

error: ¡El contenido está bloqueado!