AMLO ENFRENTA SEGUNDA DEMANDA POR MALEDICENCIA

MÉXICO – Alonso Ancira, principal accionista de Altos Hornos de México, demandó penalmente al presidente Andrés Manuel López Obrador, por difamación.

“Dice que lo estoy difamando, porque aquí se menciona el caso, en las mañaneras“, indicó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En tanto que Ancira afirma que no vendió a sobreprecio una planta de fertilizantes. Pero el mandatario insistió en sí y ello lo ha denunciado desde hace años.

Agregó que hay elementos suficientes para acreditar la venta a sobreprecio y esto se deberá ventilar en los tribunales.

López Obrador comentó que está demostrada la relación entre Alonso Ancira y los políticos de ese momento. De todo ello, afirmó hay constancias y se entregarán pruebas ante los jueces.

El primer mandatario aseguró que este caso fue denunciado como ocurrió con Odebrecht y otros grandes fraudes a la nación.

Reiteró que el objetivo es recuperar los 200 millones de dólares como reparación del daño, de no ser así tendrán que enfrentar a la ley.

Por otra parte, López Obrador señaló que en el caso de la Planta Etileno XXI, el gobierno revisa el contrato leonino que le hizo firmar a Pemex en el que una cláusula obliga a Petróleos Mexicanos a pagar multas. Aclaró que en la actualidad no paga un solo centavo.

Ante la cláusula que obliga al gobierno de México a comprar a Braskem-Idesa -filial de Odebrecht– la planta de Etileno XXI en caso de no entregar etanol a precio bajo, el presidente López Obrador propuso cancelar el contrato y alcanzar un acuerdo con la empresa.

“Lo que estoy planteando es que este contrato se cancele, y se puede llegar a un acuerdo con la empresa, pero desde luego no en los términos que ellos podrían estar pensando de que como hay un contrato y tiene que respetarse la legalidad, pues tenemos que comprarle la planta o seguirles pagando o manteniendo el subsidio eso no”.

En la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario expuso que el gobierno federal ha pagado 15 mil millones de pesos a Braskem-Idesa en subsidios.

Reiteró que hay elementos para demostrar que es un contrato viciado de origen, tan es así que se trata de la empresa Odebrecht, no hace falta presentar muchas pruebas si es un asunto conocido mundialmente de entrega de los sobornos de esta empresa a gobiernos de América Latina.

López Obrador indicó que está dispuesto a declarar para demostrar el saqueo que se hizo de la nación; sólo espera que la Fiscalía General de la República avance y se fundamenten las indagatorias, para que no se caigan las consignaciones con los jueces.

error: ¡El contenido está bloqueado!