VACUNAS SEGURAS ANTI-COVID HASTA 2022; TRABAJADORES DE SALUD LOS PRIMEROS EN RECIBIRLAS, SUGIERE LA OMS

  • La OMS modera sus expectativas y cree que la vacuna de la covid-19 no estará disponible masivamente antes de 2022

BRUSELAS – La jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que cunde demasiado optimismo en torno a la vacuna contra la covid-19. “Muchas personas ven la vacuna como una fórmula mágica que llegará en enero y va a, básicamente, solucionar los problemas del mundo. No va a funcionar así”, ha dicho este miércoles Soumya Swaminathan, en una intervención en la que ha atendido a preguntas de internautas. Lejos de los plazos marcados por los políticos de varios países, entre finales de 2020 y principios de 2021, ha asegurado que la vacuna no estará disponible para la mayor parte de la población hasta 2022. Hay al menos 179 vacunas experimentales contra el coronavirus y 34 de ellas están en la fase de ensayos en humanos, según el registro de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Swaminathan cree que veremos el resultado final de los primeros ensayos clínicos exitosos en 2021. Después llega un proceso que implica evaluación, aprobación, fabricación y envío de las dosis, entre otras etapas. “Nos vamos a mitad de 2021, en un escenario optimista, para que llegue un número limitado de dosis a los países”. Esas primeras dosis, en opinión de Swaminathan, se deberían suministrar a los sanitarios “en primera línea”. Después se vacunaría a los mayores y a las personas con enfermedades que eleven el riesgo de consecuencias graves aparejadas con la covid-19. “Gradualmente, cuando consigas más dosis, vas cubriendo el resto de la población. Eso va a significar un par de años”, ha añadido.

La jefa de científicos de la OMS ha insistido en que, hasta entonces, “se deben seguir tomando las medidas que se han demostrado efectivas”. Es decir, la restricción de la vida social. “Es importante que todo el mundo entienda que la vacuna tardará bastante en llegar a todo el mundo. Pasará un tiempo hasta alcanzar el punto de la inmunidad de rebaño, con un 60% o 70% de la población inmunizada, y realmente detenga la transmisión. Eso va a tardar en llegar, indudablemente hasta 2022. Hasta entonces, las personas deben ser disciplinadas. Es la única solución”, ha añadido.

Estas declaraciones de Swaminathan llegan justo después de que AstraZeneca y la Universidad de Oxford hayan suspendido temporalmente sus ensayos en humanos por un efecto adverso que tendrán que analizar. Es precisamente la compañía con la que la Unión Europea tenía cerrado un contrato de suministro, que anticipaba, según dijo el ministro de Sanidad el lunes, tres millones de dosis en diciembre. Los expertos mostraron sus dudas en cuanto el presidente del Gobierno anunció que España podría empezar a vacunar a finales de 2020.

La UE está en conversaciones avanzadas con cinco empresas, tras anunciar este miércoles un preacuerdo con el consorcio formado por BioNTech y Pfizer para adquirir al menos 200 millones de dosis cuando esté lista.

En su comparecencia, Swaminathan ha considerado alentador que varias vacunas estén en la llamada fase 3 de estudio, que implica hacer pruebas a decenas de miles de personas, pero advirtió que “aún queda un trecho por recorrer”.

La científica también explicó a los internautas el funcionamiento de Covax, el programa con el que la OMS y otras organizaciones internacionales ayudan financieramente a la investigación de vacunas contra la covid-19 a cambio de que se garantice una distribución de esta en todo el mundo, no solo en las naciones más ricas. Swaminathan destacó que cerca de un centenar de países en desarrollo podrían beneficiarse de este programa, y que más de 70 se han mostrado interesados en participar. Para ello, Covax está en negociaciones con las principales firmas e instituciones que investigan vacunas contra la covid en todo el mundo para adquirir grandes cantidades de dosis cuando estas hayan probado su eficacia y seguridad.

“Algunos fabricantes han propuesto precios de coste, mientras otros sugieren que sean más bajos o altos dependiendo de si un país es más o menos rico”, reveló la experta sobre las negociaciones de Covax con las farmacéuticas. Sobre el precio aproximado de las dosis, Swaminathan indicó que actualmente parece que podría oscilar entre los dos y los 30 dólares estadounidenses, aunque aseguró que el mercado “es muy dinámico y cambiará a medida que más vacunas estén disponibles”. También recordó que la mayoría de los Estados “vacunan a sus ciudadanos gratuitamente o sin apenas coste” directo para los bolsillos de los pacientes. Covax forma parte del programa de la OMS Acelerador ACT, que no solo cubre vacunas sino también herramientas de diagnóstico y terapias para los pacientes con coronavirus.

error: ¡El contenido está bloqueado!