HERIDOS Y CON INFECCIONES PERSONAL MÉDICO ATIENDE HOSPITALES COVID EN OAXACA

  • Con infecciones urinarias, cicatrices y heridas por las mascarillas y googles personal de hospitales sigue trabajando “Ya estamos agotados, mental y físicamente”.

OAXACA – El personal médico está agotado, enfermo y con pocas esperanzas, mientras los pacientes siguen llegando a sus hospitales.

Son enfermeras, enfermeros, personal de limpieza, de dieta, camilleros, doctores, que han dado el 100 por ciento de su energía para ayudar a los enfermos de coronavirus que diariamente llegan a los centros Covid designados por el gobierno federal.

De acuerdo a varias enfermeras del hospital IMSS de Oaxaca, el stress, miedo y los turnos extenuantes los ha debilitado.

Durante horas, no pueden tomar agua, ni quitarse los googles o las mascarillas que les cubren el rostro o los trajes de plástico que utilizan para evitar contagios pero que los hace sudar todo el tiempo.

La falta de agua les han provocado infecciones urinarias, la utilización de mascarillas y googles cicatrices y heridas que tardan en sanar porque tienen que usar los aditamentos especiales para evitar los contagios.

“Ya estamos agotados, mental y físicamente”, comenta una enfermera que pidió el anonimato para evitar represalias.

“Todos los días son agotadores, los enfermos siguen llegando y nosotros no tenemos un espacio para descansar porque el trabajo es demandante, los enfermos por Covid requieren 24 horas y somos pocos los que estamos a cargo”, dijo otra trabajadora.

¿Cuando llegan al hospital que es lo que hacen?

-Tenemos que cambiarnos, y ponernos googles, mascarillas, un traje de plástico, el cual compramos en internet por 257 pesos porque no nos lo proporciona el Instituto, y utilizamos los insumos que adquirimos con nuestros sueldos porque los que proporciona el IMSS no son para zonas de alto contagio y si nos morimos nos convertimos en números, porque eso somos.

“Hemos visto morir a muchos compañeros que se la rifaron, pero a veces ni una esquela, mientras nosotros estamos agotados, los oaxaqueños siguen participando en fiestas y no utilizan cubrebocas porque al parecer creen que tenemos obligación de atenderlos”.

Todos los días tenemos episodios delicados con los familiares de algún enfermo de Covid que nos grita e insulta porque no hay avances en la situación de sus pacientes, muchos de ellos, no tomaron las precauciones y participaron en reuniones o fiestas, visitaron a algún familiar, fueron a un desayuno”.

“Antes de intubarlos, nos miran con ansiedad y nos piden que los cuidemos, aunque muchos de ellos no se cuidaron para contraer el Covid, y nos dicen que les digamos adiós o sus familiares o que están arrepentidos de sus faltas”.

” Es mucho estrés, aunque en el ambiente se respira calma, lo cierto es que los pacientes graves o intubados la están pasando muy mal y muchas veces no tenemos respuesta a sus demandas porque no hay insumos”.

¿Cómo los reciben? -Hay un protocolo, pero a veces el paciente o el familiar tienen miedo y piensan que si los pasamos al área de Covid no van a lograrlo y se enfadan, nos insultan, tratan de quitarse los sueros y huir. Algunos se resisten y nos dicen que solo tienen diarrea, otros no tienen energía ni siquiera para quejarse”.

“Han sido muchos meses de la pandemia, a veces ya no damos más, pero todos nos damos ánimos para seguir y venir a trabajar a diario, porque ese es nuestro trabajo”.

“Hoy, me tocó que me sacaron una placa pulmonar por los meses de exposición que llevo, no sé el resultado porque me dirán en unos días”, dice una enfermera que ha bajado al menos 6 kilos de peso durante la pandemia del coronavirus por el traje que utiliza durante más de 10 horas de trabajo.

ADNS

error: ¡El contenido está bloqueado!