MUEREN 83 EMBARAZADAS POR COVID; OAXACA REGISTRA 14 FALLECIDAS

MÉXICO – Este 2020, con 83 muertes maternas en lo que va del año, el coronavirus SARSCoV2 ya es el mayor peligro para las mujeres embarazadas. A la fecha, 2 mil 842 mujeres embarazadas se han contagiado de Covid, según los casos presentados en la conferencia diaria de Salud; 88 por ciento de los casos se detectaron durante el embarazo y el 12 restante durante el puerperio.

La Secretaría de Salud informó que las 83 muertes registradas representan 19 por ciento del total de casos de mortalidad materna, lo que lo coloca como la principal causa de muerte de mujeres embarazadas en México.

En Oaxaca en una sola semana la muerte materna reportó un repunte del 27.2 por ciento al registrar tres defunciones más y pasar de once a 14, para ubicar a la entidad en la número 13 del país con la incidencia más alta en este 2020. En al menos cuatro de esas 14 defunciones hay una prueba confirmatoria de COVID-19 que permite identificar cómo la pandemia reforzó la muerte materna en Oaxaca, una problemática de salud prevenible.

Covid-19, el mayor peligro para embarazadas en México

El 10 de abril, cuando se registraron las primeras dos muertes de mujeres embarazadas en México, el subsecretario Hugo López-Gatell lanzó un llamado a extremar cuidados con las mujeres embarazadas, por ser personas “muy susceptibles a complicarse”.

La titular del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Karla Berdichevsky explicó que, ante el miedo al contagio, muchas mujeres embarazadas han optado por no acudir a consultas prenatales, lo que puede aumentar el riesgo.

Al respecto, López-Gatell dijo que la población no debe considerar como un peligro de contagio asistir a una consulta para una enfermedad diferente a Covid, sobre todo, en las unidades de primer nivel.

“Hay unidades que no necesariamente implican un riesgo adicional de contagiarse de Covid. Por supuesto, en la medida en que exista una epidemia activa, el hecho de salir a la vía pública representa un riesgo de poder ser contagiados, pero no necesariamente las unidades de atención. Particularmente las unidades del primer nivel de atención no son sitios especialmente riesgosos comparados con lo que podrían ser otros espacios de la vía pública”, explicó.

Covid solo aumentó el problema

De acuerdo con el Observatorio de Mortalidad Materna en México, las muertes de mujeres embarazadas ya eran un problema de salud pública antes de la pandemia, por diversas causas: no había medicamentos o las pacientes debían recorrer dos o más centros de salud hasta encontrar una institución que atendiera su parto o una emergencia obstétrica, como tener presión arterial alta.

Esto ocurría debido a que los hospitales no cumplen con el Convenio General de Colaboración para la Atención de Emergencias Obstétricas, vigente desde 2009, para que todas las mujeres embarazadas reciban el servicio de salud. La pandemia y la reconversión hospitalaria aumentaron las complicaciones, explicaron expertas nacionales e internacionales en un foro virtual.

Explicaron que la muerta materna se incrementó durante la pandemia a pesar de que, en abril, la Secretaría de Salud publicó los “Lineamientos para la prevención y mitigación de Covid-19 en la atención del embarazo, parto, puerperio y de la persona recién nacida”, debido a que las recomendaciones que no se han acatado.

Los estados de Chiapas, México, Jalisco, Chihuahua, Puebla, Veracruz y Michoacán, encabezan junto con Ciudad de México la lista de muerte materna en el país, acumulando la mitad de las muertes registradas hasta ahora.

Las principales causas de muerte materna, después de Covid son la hemorragia obstétrica, hipertensión, edema y aborto.

FUENTES

error: ¡El contenido está bloqueado!