NARCOS TIENEN MÁS FUERZA DESDE QUE AMLO LLEGÓ AL PODER

MÉXICO – Los cárteles del narcotráfico en México cada vez tienen más plata y muestran más plomo, advirtió Santiago Roel, director de Semáforo Delictivo, un proyecto social ciudadano que busca la paz en ese país.

Al dar a conocer un informe sobre la incidencia delictiva durante el primer semestre del año, Roel afirmó que no ha cambiado nada durante el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Seguimos en lo mismo. No ha cambiado nada. Los cárteles de la droga se pelean con plata y plomo. Algunos de ellos, incluso, lo hacen con mucha publicidad y descaro”, expuso.

“Es un gran desafío y el Gobierno federal no reacciona. La mayor parte de estos homicidios son ejecuciones de bandas y cárteles dedicados al narcotráfico, por la conocida lucha por el control territorial“.

Roel reiteró que la única manera de debilitar económicamente a estas organizaciones criminales es mediante la regulación de drogas.

“Pero ya vimos que la 4T no cumplió su promesa. Ahí están las consecuencias”, abundó.

El activista y empresario sentenció que ni la Guardia Nacional ni los exhortos del presidente López Obrador y tampoco los “supuestos” programas de asistencia social han logrado reducir la violencia en México.

Para muestra, precisó, el homicidio se mantiene alto y prácticamente al mismo nivel que en 2019, que es el año más violento de que se tenga registro.

De acuerdo con el Semáforo Delictivo, entre enero y junio se registraron 17 mil 493 víctimas de homicidio doloso.

“Nos preocupa que el homicidio se mantiene alto, este primer semestre hubo 351 más víctimas que en el mismo periodo del año anterior”, afirmó.

“Y esto nos indica que el homicidio sigue alto, son estas ejecuciones del crimen organizado, de narcotráfico, que se dan en muchos estados, en todos los estados, en algunos con más violencia”.

Los estados que la organización ubica en “doble rojo” por sus altas tasas de homicidio son Colima, Baja California, Chihuahua y Guanajuato.

Otros estados tuvieron un incremento importante de ese delito en el primer semestre, como Michoacán, Sonora, Zacatecas y San Luis Potosí.

“Se está deteriorando ahí la situación, hay un incremento importante, la mayor parte de estos homicidios son ejecuciones de bandas y cárteles dedicados al narcotráfico”, insistió.

“Por lo de siempre, por esta lucha por el control territorial. Algunos (cárteles) incluso se hacen videos con mucha publicidad para mostrar su fuerza y para desafiar al Gobierno federal“.

Roel observó que si bien varios delitos bajaron debido fundamentalmente al confinamiento por la pandemia de COVID-19, se reporta un incremento de 10 por ciento en feminicidios y de 2 por ciento en violencia familiar.

“El Semáforo Delictivo y otros especialistas alertaron sobre este incremento y la necesidad de reforzar las campañas preventivas y los servicios de atención oportunos”, agregó.

El activista recalcó que la crisis económica “profunda” a raíz de la pandemia puede agravar estos y otros delitos de corte patrimonial, por lo que es necesario reforzar los trabajos de prevención.

LAOPINION

error: ¡El contenido está bloqueado!