AMLO ACCEDE A LA EXIGENCIA MILITAR, ENTREGA CONTROL A LA MARINA Y EJERCITO

MÉXICO – Este viernes, desde Colima, el presidente López Obrador anunció que cederá el control de las aduanas y puertos al Ejército Mexicano y la Marina Armada, una fuerte demanda que tiempo realizando el almirante José Rafael Ojeda Secretario de Marina.

“Los puertos y las aduanas son enclaves de corrupción”, dijo el mandatario. El desafío ha sido tal que en esta administración han pasado tres hombres con la misión de combatir esta problemática. El último cambio se decidió en abril, cuando llegó a la administración aduanera Horacio Duarte. Mientras tanto, desde la Marina y el Ejército no cedían en su presión para asumir este rol.

López Obrador anunció la decisión: “Acabo de dar a conocer al Gabinete de Seguridad que las aduanas terrestres y marítimas van a estar a cargo de elementos de la Secretaría de la Defensa y de la Secretaría de Marina. Y lo mismo en el caso de los puertos del país”. Dijo que será notificado en breve a Comunicaciones y Transportes.

Como reveló esta redacción, desde abril del año pasado el almirante Ojeda Durán insistía a López Obrador que la Marina debía tomar el control de los puertos y el Ejercito de las Aduanas, ante el desafío de la presencia de bandas criminales en posiciones claves porque que mueven -tanto en ingreso como en exportación- bienes equivalentes al 35% del PIB.

El argumento del titular de la Marina era que el SAT no tiene los alcances suficientes para blindar estos puntos contra el contrabando y los carteles de la droga. Una demanda que también avivaba los cuestionamientos sobre los hombres elegidos por Javier Jiménez Espriú anteriormente para la administración de los mismos.

Sí, este viernes, López Obrador reconoció: “Por el mal manejo y administración de puertos, la corrupción, el contrabando, la introducción de droga a territorio nacional por estos puertos, hemos tomado esta decisión que estoy dando a conocer al pueblo de México desde Manzanillo”, indicó.

Como era de esperar, este cambio de seguridad aduanera despierta ya las dudas sobre si este control podría perjudicar al flujo comercial, lo cual fue expuesto inmediatamente por la prensa de la región, que cuestionó a la 4T ante esta decisión.

El presidente respondió: “No es un asunto solo de capacidad, de profesionalismo. Es un asunto fundamentalmente de honestidad. Ni modo de que sea tan complicado saber la importancia que tiene el comercio exterior y cómo recaudar los impuestos”, dijo con cierto tono irónico.

En el mismo espacio, Duarte aseguró que con esta decisión se deberá garantizar las tres funciones del sistema: la recaudación; la seguridad nacional y la lucha contra el contrabando; en tanto que Ojeda Durán defendió que en dos Administraciones Portuarias Integrales (APIs) hubo dos almirantes como administradores y la recaudación aumentó, refiriéndose a Manzanillo y Lázaro Cárdenas.

LPO

error: ¡El contenido está bloqueado!