NARCO-TERRORISTAS AMENAZAN A EDOMEX; “LA GUERRA HA COMENZADO” ASEGURA FAMILIA

MÉXICO – La organización criminal “La Familia Michoacana” ha desatado el terror entre los habitantes del Estado de México (Edomex), pues se encargó de colocar múltiples narcomantas en la alcaldía de Toluca, en las cuales lanzaban fuertes amenazas a los policías locales. El EDOMEX es gobernado actualmente por el priista Alfredo del Mazo Maza.

Por lo menos seis narcomantas fueron localizadas sobre puentes peatonales y vehiculares en Zinacantepec, Xonacatlán, Otzolotepec, Temoaya, Metepec y obre el distribuidor vial Alfredo del Mazo González, al norte de la capital del estado, Toluca.

Según fuentes también se reportaron hallazgos de mantas sobre Calzada Al Pacífico, Cacalomacán, otra incluso en las instalaciones del Ayuntamiento de Toluca, además de otra localizada a la altura del Libramiento Ruta de la Independencia en Lerma y Otzolotepec.

En los narco mensajes “La Familia Michoacana” aseguró que la guerra había comenzado en Edomex, principalmente en contra de los “ministeriales”, e integrantes de la Fiscalía Estatal (FGJEM).

En los textos se podía leer: “Para todo el Estado de México. ¡La guerra ha comenzado! Con todos los putos ministeriales de mierda. Se les hace saber a todas las demás dependencias de gobierno que guerra no es contra Uds., solo es en contra de la FGJEM así mismo, con todo lo que huela a la Fiscalía. Se les va a reventar su puta madre por rateros meterse con gente inocente” y finalmente iban firmadas por La Familia Michoacana.

FAMILIA MICHOACANA

Durante la cima de su poder, las brutales tácticas de la Familia Michoacana, la fuerte base de sus operaciones y su ideología pseudoreligiosa, hicieron del grupo una amenaza significativa y un punto de fascinación para los observadores internacionales.

Cuando la Familia estuvo en la cima de su poder fue una de las organizaciones criminales mexicanas más fuertes, sangrientas y poderosas, cuyas actividades iban desde el narcotráfico y el secuestro, a la extorsión y el chantaje sistemático. La Familia tuvo contactos internacionales para la distribución de metanfetamina, incluso en Holanda, India, China y Bulgaria. Los grupos criminales asentados en Estados Unidos, inclusive en las principales ciudades como Chicago, Dallas, Los Ángeles y Atlanta, conspiraron directamente con la Familia para enviar cocaína, un acontecimiento que sorprendió a los investigadores, considerando lo lejos que estaba el grupo de la frontera con Estados Unidos.

Actualmente, se cree que Héctor García, alias “El Jugador”, controla las operaciones de la Familia Michoacana en Guerrero y en el Estado de México, aunque no está claro cuánto poder posee actualmente este grupo criminal.

La Familia Michoacana fue liderada por José de Jesús Méndez, alias “El Chango”, quien se convirtió en la cabeza de la vieja guardia, cuando los Caballeros Templarios se escindieron en 2011. Actualmente  las autoridades consideraron a la Familia virtualmente extinta.

Incluso antes de la separación del grupo se pensaba que había hasta tres facciones internas dentro de la Familia, todas asociadas a varios carteles, una supuestamente vinculada al Cartel de Sinaloa, otra vinculada al del Golfo, y otra a la Organización Beltrán Leyva (OBL). Otras divisiones internas estuvieron presentes en la dirección del grupo, que fue dirigida por Moreno.

Cada célula regional presuntamente gozaba de un grado de autonomía. Mientras que una rama se dedicaría a la producción de metanfetaminas, otra extraería los pagos de extorsión, mientras otra podía estar compuesta por sicarios, y así sucesivamente.

Hoy en día, no está claro quién está a cargo de La Familia Michoacana, o de la denominada Nueva Familia Michoacana.

Su fundador Nazario Moreno González, alias “El Chayo” o “El Más Loco” fue reportado muerto tras un tiroteo con la policía en diciembre de 2010 en Apatzingán, Michoacán. En enero de 2011, tras la supuesta muerte del líder, la Familia anunció su intención de “disolverse completamente”. Sin embargo, los informes de la muerte de El Chayo más tarde resultarían ser falsos, como se había dicho durante años. El 9 de marzo de 2014, funcionarios del gobierno confirmaron que el exlíder de la Familia, que se cree había trabajado a nombre de los Caballeros Templarios, acababa de ser dado de baja en un operativo de las fuerzas de seguridad en Tumbiscatío

Parece que la muerte de Moreno provocó una ruptura entre dos jefes rivales del grupo, con José de Jesús Méndez, alias “El Chango,” aliándose con La Resistencia. Mientras tanto, Servando Gómez, alias “La Tuta,” formó los Caballeros Templarios, el cual anunció su aparición en escena, a través de pancartas públicas que decían que estaba reemplazando a la Familia.

Células desprendidas de la Familia Michoacana todavía participan en actividades de narcotráfico, secuestro y extorsión en áreas del estado de Guerrero, aunque están siendo expulsadas de Michoacán por remanentes de los Caballeros Templarios y otros grupos. Un grupo conocido localmente como la Nueva Familia Michoacana también es activo en zonas de Guerrero y Michoacán, donde incluso extorsionan a los productores de aguacate junto con otros grupos criminales que tratan de aprovechar esta importante fuente de ganancias ilegales en la zona.

En 2011, las autoridades consideraban a la Familia Michoacana como una organización prácticamente extinta. Sin embargo, una redada policial en mayo de 2014 a una célula de la Familia Michoacana que operaba en Guerrero sugiere que el grupo criminal podría estar buscando ganar poder de nuevo en el suroeste del país, tras el debilitamiento de los Caballeros Templarios.

La Familia Michoacana ya es apenas una sombra de lo que solía ser, pero aún no ha sido completamente eliminada del paisaje criminal del sur de México, y continúa penetrando en comunidades locales clave para los intereses criminales del grupo.

REDACCIÓN

error: ¡El contenido está bloqueado!