PIDEN A GOBERNADOR NUEVA CUARENTENA PARA EVITAR EL COLAPSO DE HOSPITALES

EEUU – Estados Unidos ha registrado en los últimos días un crecimiento récord de casos de coronavirus. En el país ya se han reportado más de 2, 800,000 casos positivos y ya supera las 129,000 muertes, según las estadísticas más recientes.

Autoridades locales de las ciudades de Houston y Austin, en Texas, pidieron al gobernador Gregg Abbot que les permita decretar una orden de permanecer en casa a sus residentes, tras el dramático repunte de casos que atribuyeron en gran medida a la reapertura del estado.

El alcalde de Austin, Steve Adler, dijo el domingo durante una entrevista con la cadena CNN que quiere que el gobernador republicano devuelva el control de esta ciudad al gobierno local, ya que sus hospitales enfrentan la posibilidad de quedarse sin camas para atender a los pacientes de COVID-19.

“Si no cambiamos esta trayectoria, entonces dentro de dos semanas los hospitales sobrepasarán su capacidad”, dijo Adler, un demócrata. “Y en nuestras unidades de cuidados intensivos, podríamos estar a 10 días de eso”.

Texas reportó 3,449 nuevos casos de COVID-19 el domingo, luego de un récord de 8,258 el sábado. Los funcionarios de salud estatales también informaron de 29 muertes más, para un total de 2,637 fallecimientos y 195,239 casos confirmados. Un número sin precedentes de 8,181 residentes de Texas con COVID-19 fueron hospitalizados el domingo.

Es probable que el verdadero número de casos sea mucho mayor, porque muchas personas no han sido evaluadas y los estudios sugieren que muchos pueden infectarse sin sentirse enfermos.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, expresó preocupaciones similares durante una entrevista con la cadena CBS este domingo.

“Si no controlamos este virus pronto, nuestro sistema de hospitales podría verse en serios, serios problemas en unas dos semanas”, dijo Turner.

Durante el último mes, la tasa de resultados positivos de las pruebas de coronavirus ha aumentado considerablemente en la quinta ciudad más poblada del país, pasando de un caso positivo por cada 10 personas evaluadas a casi uno de cada cuatro, agregó Turner, un demócrata.

Este fin de semana del 4 de julio algunos bares del estado desafiaron las órdenes de cierre del gobernador Abbot y muchas personas ignoraron el uso obligatorio de las mascarillas en lugares públicos, a pesar de las multas de 250 dólares.

Lina Hidalgo, jueza del condado de Harris, la funcionaria de más alto rango en un área que abarca a Houston, dijo que estaba a favor de la orden de utilizar mascarillas, aunque era necesaria una orden de permanecer en casa.

“No tenemos tiempo para medidas incrementales, estamos viendo este tipo de números, ni debemos esperar a que se llenen todas las camas de hospital y que todas estas personas mueran, antes de tomar medidas drásticas”, dijo Hidalgo, una demócrata, durante una entrevista con la cadena ABC.

AGENCIAS

error: ¡El contenido está bloqueado!