EMBOSCAN A ACRIBILLAN A POLICÍAS ESTATALES; SUMAN 51 AGENTES ASESINADOS

MÉXICO – Un grupo de hombres armados asesinaron a cinco policías pertenecientes de la Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) de Guanajuato, en “la zona de los Apaseos”, según lo informó Alvar Cabeza de Vaca Appendini, secretario del ramo en dicha entidad.

El funcionario estatal indicó en su cuenta de la red social Twitter, además, que el “artero y cobarde” ataque contra los elementos de Seguridad Pública dejó otros dos policías del Mando Único heridos.

“Lamentablemente hoy se registra ataque de la Delincuencia Organizada donde fallecen 5 elementos FSPE (Fuerzas de Seguridad Pública del Estado) y dos lesionados en artero y cobarde ataque en los Apaseos”, tuiteó Cabeza de Vaca Appendini, sin dar más detalles.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Guanajuato indicó que hay luto en la corporación, además de que otorgó su total respaldo y apoyo a las familias de los policías muertos y heridos.

Medios locales detallaron que la emboscada ocurrió, sobre la carretera estatal Apaseo El Alto-Jerécuaro, en la comunidad El Chamizal. La zona de los Apaseos comprende los municipios de Apaseo el Grande y Apaseo el Alto, ambos al sur de la entidad y colindantes con Celaya, en la frontera con Querétaro.

Según un conteo de la organización no gubernamental Causa Común, hasta el momento iban 51 policías asesinados en Guanajuato en lo que va del año, sin contar el homicidio de los cinco acontecido este día. El pasado 29 de junio tres elementos municipales de Silao, murieron en una emboscada que se adjudicó el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”.

Apenas el pasado 1 de julio pasado, al menos 24 jóvenes internos del centro de rehabilitación de adictos a las drogas “Recuperando mi vida”, fueron asesinados, en el municipio de Irapuato, del estado Guanajuato. Antes, el 6 de junio, un grupo de hombres armados mató a 10 personas que estaban internadas en un anexo de esa misma ciudad.

Este mismo viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que no se han podido frenar los enfrentamientos en Guanajuato, entidad donde hay un serio problema, grave por la violencia que se registra, por lo que se colaborará, dijo, para garantizar la paz de los ciudadanos.

El mandatario nacional aseguró que en algunos casos cuando se realizan detenciones como fue el caso de los familiares de “El Marro”, se utiliza como excusa por ejemplo de que llegó tarde en la orden de aprehensión para que se libere a los presuntos delincuentes.

El político tabasqueño dijo que, de acuerdo a lo que expuso esta mañana en la reunión del gabinete de seguridad la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero Dávila, de que si se cuenta con información de que al interior de un domicilio se está cometiendo un ilícito, hay flagrancia, por lo que se puede intervenir el mismo.

El titular del Poder Ejecutivo Federal indicó que le pidió a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) que dicha “tesis” se envíe por escrito al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

López Obrador señaló que las fuerzas federales tienen la instrucción de estar pendiente de la situación que se vive en Guanajuato. Dijo que el problema de la inseguridad se dejó crecer en la entidad, ya que incluso estos grupos cuentan con una base social que los defiende.

Asimismo, el presidente de la República lamentó el ataque contra un centro de rehabilitación en Irapuato y recordó que hay versiones de que apuntan de que en estos lugares operan representantes de las bandas delincuenciales, por lo que son promovidos por esos mismos grupos.

“No se ha podido controlar los enfrentamientos, ayer fue uno de los días con menos violencia y Guanajuato arriba“, expuso el mandatario nacional, quien detalló que en 13 entidades no se registraron homicidios y que el 22 por ciento dichos delitos se cometieron en Guanajuato.

ZETATIJUANA

error: ¡El contenido está bloqueado!