18 MESES CON AMLO: 5,800 MUJERES Y 1,800 MENORES HAN SIDO ASESINADOS

MÉXICO – En los primeros 18 meses de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron asesinadas 53 mil 628 personas en México, entre ellas, más de 5 mil 800 mujeres y mil 800 niños y adolescentes. En promedio, son casi 100 personas asesinadas todos los días en el actual sexenio.

Es el primer año y medio de gobierno más violento en lo que va del siglo. La tasa de asesinatos duplica, por ejemplo, a la registrada en mismo periodo de Felipe Calderón, y es 55% más alta que con el expresidente Enrique Peña Nieto.

Pero comparaciones más recientes también prueban el avance de la violencia en México. Los homicidios de hombres, mujeres y niños son más altos que en el año y medio previo a la llegada de AMLO. Y en este mismo sexenio, de 2019 a 2020, la violencia homicida sigue subiendo aun cuando desde hace rato se ubica en niveles récord.

En el que se prometió que sería el periodo de los “abrazos no balazos” y donde, según el presidente, “la guerra había terminado”, 7 de cada 10 asesinatos se han cometido con armas de fuego. Al menos 60% de los crímenes están vinculados con las actividades del crimen organizado y, sobretodo, con sus disputas territoriales.

Hay seis estados que concentran la mitad de los asesinatos, pero el epicentro de la violencia es Guanajuato, entidad donde los homicidios se han quintuplicado, y donde igual son asesinados policías, estudiantes, mujeres embarazadas y niños en ataques con armas y hasta con granadas.

Ni el despliegue de la Guardia Nacional, ni la legalización de las fuerzas armadas en la calle y la nueva estrategia de seguridad han evitado que la violencia crezca. Tan solo este año han sido asesinados policías, militares, jueces y también legisladores. El gobierno ha fallado en capturar a líderes criminales y a uno, el hijo de “el Chapo” Guzmán, tuvo incluso que liberarlo.

La violencia podría ser peor de lo que marcan los registros oficiales. Prueba de ello es la última actualización de las cifras de homicidios dolosos realizada el 20 de junio, donde “aparecieron” 172 homicidios en enero de 2020 que no fueron reportados en su momento, modificación que excede por mucho a los ajustes normales que mes a mes se hacen.

SALDOS DEL TERROR

En el año y medio que va del actual gobierno se han registrado episodios de extrema violencia, similares a los de sexenios pasados.

Los multihomicidios han sido frecuentes. Entre ellos figuran, por ejemplo, el asesinato de 29 personas en el bar “Caballo Blanco” en Coatzacoalcos, Veracruz, que fue atacado a balazos y luego incendiado el 28 de agosto de 2019; la masacre en una fiesta en Minatitlán, Veracruz el 13 de abril de ese año que dejó 13 muertos, entre ellos un niño; o el reciente homicidio de siete personas en otra fiesta en Tierra Blanca, Veracruz, el 30 de mayo de 2020.

En Guanajuato los homicidios se cuentan por decenas casi todos los días. Solo por citar los casos más recientes: el asesinato a balazos de ocho jóvenes en Apaseo el Alto el 19 de mayo; el crimen de 4 estudiantes agredidos a balazos en un taller en Celaya y la masacre de diez jóvenes en un centro de rehabilitación en Irapuato ambos el 6 de junio; o el reciente homicidio de 6 integrantes de una familia, entre ellos una niña y una joven embarazada, también en Celaya, el 18 de junio.

La violencia también alcanza a las fuerzas de seguridad. De acuerdo con conteos de organizaciones como Causa en Común, en lo que va del año han sido asesinados 240 policías, que se suman a otros 466 policías asesinados en 2019.

Guanajuato es la entidad con más policías asesinados. El último caso fue el asesinato de tres policías municipales el 11 de junio en Silao. Pero también se registran casos de alto impacto en otros estados como el reciente homicidio del jefe de la Policía de Zamora, Michoacán, y un comandante de esta el 17 de junio.

Uno de los peores crímenes en contra de las fuerzas de seguridad fue la emboscada a un convoy de la policía de Aguililla, Michoacán el 4 de octubre de 2019. Al final 13 policías perdieron la vida.

La violencia también ha alcanzado a otras autoridades. Entre los casos recientes está el asesinato de un juez federal y su esposa el pasado 16 de junio en Manzanillo, Colima; o el feminicidio de una diputada local en ese mismo estado cuyo cuerpo fue encontrado en una fosa a principios de junio, semanas después de haber sido secuestrada.

Los asesinatos de mujeres por cuestiones de género, es decir los feminicidios, han sido numerosos. Entre ellos destaca el de Ingrid Escamilla, joven asesinada el 9 de febrero en Ciudad de México. La violencia de su asesinato y la exhibición de las imágenes generaron conmoción y desataron varias movilizaciones de protesta.

Pero la violencia contra la mujer ha continuado. En pleno 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la estudiante de la Universidad Iberoamericana Nadia Verónica fue asesinada en Salamanca, Guanajuato.

ANIMALPOLITICO

error: ¡El contenido está bloqueado!