BIOFARMACÉUTICA PONE PRECIO A LA VIDA; 114 MIL PESOS ANTIVIRAL PARA COVID-19

EEUU – El medicamento remdesivir se ha ubicado como uno de los antivirales con mayores posibilidades de convertirse en la cura certificada para el Covid-19, situación que trae consigo un negocio multi millonario.

A principios del mes pasado, luego de una fase de pruebas que presentaron resultados positivos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) había otorgado una autorización a Gilead Sciences Inc para el uso de este medicamento en el tratamiento de casos de emergencia por COVID-19.

El Instituto de Revisión Económica y Clínica de Estados Unidos elevó el miércoles su precio recomendado para el medicamento remdesivir de Gilead Sciences, al sugerir que el antiviral podría venderse en hasta 5.080 dólares por un tratamiento de diez días en base a los beneficios demostrados en pacientes con Covid-19.

Gilead aún no ha anunciado el precio oficial en el mercado estadounidense para su terapia, que recibió una aprobación por “fast track” de los reguladores para su uso de emergencia en pacientes con síntomas graves del coronavirus. No obstante, esta aproximación dejaría afuera a muchos pacientes que, ante los números que no cesan, necesitarían el medicamento en meses siguientes.

Lo que sucede en México es claro ejemplo. En este mercado, gran parte de los gastos relacionados con la salud provienen del bolsillo de cada paciente.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), 43 pesos de cada 100 pesos que se destinan a tratamientos de salud provienen del gasto de los hogares mexicanos, lo que supone el doble del promedio de la OCDE.

Esto sucede cuando en México el 52% de la población es atendida por instituciones de seguridad social pública, como el IMSS e ISSSTE y el 48 por ciento restante lo hace con recursos propios en centros de atención privados.

Estas cifra cubran mayor importancia cuando consideramos que, de acuerdo con cifras de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), sólo entre 5 y 10 por ciento de la población cuenta con ingresos suficientes para hacer frente a una enfermedad o accidente grave, mientras que el 22 por ciento de los mexicanos trabajan por cuenta propia sin ningún tipo de seguro.

AGENCIAS

error: ¡El contenido está bloqueado!