OMS PIDE A AMLO COHERENCIA Y ALERTÓ QUE MÉXICO ATRAVIESA POR UN MOMENTO DESAFIANTE

BRUSELAS – El continente americano vive sus semanas más críticas al ser el más azotado por la pandemia de coronavirus (COVID-19), pues tiene cinco de los 10 países con más casos de contagio, por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este viernes a los líderes de la región el peligro que representaría levantar las restricciones.

Uno de los casos es México, que ocupa el lugar 14 en el número de casos positivos a nivel mundial, con poco más de 133 mil; sin embargo, al mismo tiempo se ubica en el séptimo puesto con más muertes, al registrar casi 16 mil, de acuerdo con la última actualización de la Universidad Johns Hopkins.

Incluso, México está por encima en decesos a causa de COVID-19 de naciones con el doble o hasta triple número de contagios, como lo son la India y Rusia respectivamente.

Ante este panorama, Mike Ryan, director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, señaló durante la conferencia de prensa virtual que la situación en México es “claramente difícil, es desafiante”.

No sorprende en absoluto que cualquier país que esté saliendo de los cierres pueda tener cúmulos de la enfermedad, una reemergencia de la enfermedad en cúmulos. Eso no es necesariamente una segunda ola.

En este contexto, Ryan pidió a los jefes de estado de América que emitan “mensajes coherentes” para luchar contra la pandemia, puesto que la ciudadanía a veces recibe consejos contradictorios de sus gobiernos, haciendo referencia a las declaraciones del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien está animando en discursos públicos a la ciudadanía a comenzar a salir de los confinamientos, pese a que prácticamente todo el país aún se encuentra en color rojo del semáforo epidemiológico.

Los ciudadanos se sienten confundidos si escuchan diferentes mensajes y hay que garantizar que tengan la mejor información posible para protegerse a sí mismos, a sus seres queridos y a las comunidades

No obstante, el experto irlandés reconoció las presiones que se ejercen sobre los países para que vuelvan a la normalidad, especialmente para reducir los daños económicos que la crisis sanitaria ha causado.

Hay un cuidadoso equilibrio entre mantener a la gente en casa (…) y el efecto negativo de eso en la economía y la sociedad. Ese no es un equilibrio fácil. No hay respuestas correctas

Además, comentó la situación que se vive en Sudamérica: “estamos en pleno auge de esta pandemia, particularmente en el sur del mundo”. Y es que Brasil es el segundo punto más caliente del mundo, con más de 800,000 casos y 41,000 muertes; solo por detrás de Estados Unidos que ha tenido más de dos millones de casos y casi 114,000 muertes.

El sistema de salud brasileño “todavía está lidiando con la situación”, aunque algunas unidades de cuidados intensivos se encuentran en una etapa crítica y bajo una fuerte presión, con tasas de ocupación de camas superiores al 90%.

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo que se requería vigilancia en todo el mundo contra el virus, incluso en regiones donde parecía estar disminuyendo.

“Nuestro temor es que, aunque está disminuyendo en Europa, está aumentando en otras partes del mundo. Ni siquiera Europa puede estar segura porque el virus puede ser reintroducido en Europa”, dijo.

Infobae

error: ¡El contenido está bloqueado!