HOSPITAL DE OAXACA, SATURADO POR PACIENTES INFECTADOS DE CORONAVIRUS

La saturación de pacientes que se advirtió ocasiona la COVID-19 en el sistema de salud, alcanzó al Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE. A menos que se logre un egreso por mejoría o defunción, desde ayer cerró sus puertas para nuevos internamientos.

Si un paciente llega a las puertas de ese hospital, sólo puede ser valorado en el consultorio o área de triage, estabilizado, recibir indicaciones de tratamiento y remitido a su casa. Si requiere internamiento no hay espacio físico que ofrecerle.

Tan pronto inició la contingencia, ese hospital habilitó un área aislada para 13 pacientes de COVID-19, la cual requirió crecer a 38 camas, 26 para pacientes adultos y 12 para pediátricos.

Ayer, el hospital reportó 30 pacientes adultos, incluyendo dos trabajadores del propio nosocomio, quienes ingresaron entre el lunes y el martes.

Para atender la sobredemanda de personas adultas, el ISSSTE habilitó cuatro camas en el área COVID-19 de pediatría, donde además tienen un paciente menor de 18 años.

La infraestructura hospitalaria del ISSSTE en la ciudad de Oaxaca era la que inicialmente reportaba menor saturación en sus camas COVID-19, con o sin ventilador, pero la saturación vino aparejada con el inicio del mes de junio.

El pico epidémico más alto que ha hecho que la ocupación de este hospital reporte hasta 34 pacientes, se experimentó el pasado viernes 5 de abril.

NVInoticias

error: ¡El contenido está bloqueado!