18:03:20 05:50

El SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta tres días en superficies de plástico y acero inoxidable, y hasta 24 horas en cartón, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. Los resultados sugieren que el virus podría permanecer con capacidad de infección durante ese tiempo en picaportes, teclados de ordenador, elementos del transporte público, teléfonos móviles, o juguetes. En cambio, en superficies de cobre el virus apenas dura cuatro horas.

Suspendido en el aire, el patógeno tiene una vida media de tres horas tras haber sido expulsado en forma pequeñas gotitas, de entre 1 y 5 micrómetros -unas 30 veces más pequeñas que el grosor de un cabello humano-, a través de la tos o estornudos. Las gotas de mayor grosor, en cambio, tienden a depositarse sobre superficies antes.

Desde hace semanas, cuando la epidemia de coronavirus empezó a propagarse en España, es frecuente ver a personas intentando abrir puertas con los codos, evitando sujetarse a las barras en el metro o limpiando a conciencia sus mesas de trabajo. Aunque muchos virus y gérmenes se sabe que pueden sobrevivir en objetos cotidianos durante horas, hasta ahora se desconocía si el coronavirus que causa la enfermedad Covid-19 era capaz de hacerlo y de contribuir así a la expansión de la epidemia.

Para averiguarlo, un equipo de investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos y la Universidad de California Los Angeles, roció con el patógeno en el laboratorio siete materiales habituales en la casas y hospitales. Para ello, utilizaron un nebulizador, para imitar el estornudo o la tos humana. Luego, fueron tomaron muestras de cada una de las superficies en diferentes momentos para comprobar si el virus continuaba siendo infeccioso. Es así como descubrieron que, en línea con lo que ocurre en el caso de SARS y MERS, el nuevo virus mantiene su capacidad de infección hasta 72 horas.

En otro tipo de superficies, como por ejemplo ropa o sábanas, los investigadores apuntan que es poco probable que el coronavirus sobreviva, aunque están haciendo pruebas.

La medida más efectiva es que la gente se quede en casa en la medida de lo posible y que, sobre todo, se lave las manos.

Los resultados han sido hallados en condiciones de laboratorio, por lo que los expertos llaman a la precaución y señalan que, en el mundo real, donde las condiciones de temperatura y humedad son distintas, esos tiempos de supervivencia podrían variar.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) no considera que las superficies contaminadas sean un vector de transmisión tan importante como el contagio de persona a persona, insisten en que se desinfecten bien las superficies. En este sentido, el equipo de investigadores en coronavirus del Centro de Investigación en Sanidad Animal IRTA-CReSA indica que se pueden utilizar productos que contengan etanol -un tipo de alcohol- en una concentración de 62-71% o hipoclorito de sodio -lejía- al 0,1%. Si se usa lejía doméstica, basta con diluir una parte de este producto por cada 50 partes de agua. Eso sí, los desinfectantes no son instantáneos, por lo que se recomienda que estén entre 5 y 15 minutos en contacto con la superficie a desinfectar y que luego se limpie bien con una bayeta o, preferiblemente, con papel de cocina que luego se deseche.

No hay que tomar medidas excepcionales con los zapatos. Desde el IRTA-CReSA se aconseja dejarlos a la entrada al llegar a casa y si se quiere, que se pase una bayeta húmeda con una dilución de lejía doméstica. Aunque, insisten, es muy poco probable que se puedan quedar virus enganchados y que estos luego puedan infectar a las personas. Lo mismo ocurre con los alimentos: al cocinarlos a más de 60ºC se inactiva el SARS-CoV-2.

Sin embargo, la medida más efectiva que coinciden en recomendar todos los expertos es que la gente se quede en casa en la medida de lo posible y que, sobre todo, se lave las manos.

La Vanguardia

error: ¡El contenido está bloqueado!