POLICÍAS DE JUCHITÁN AGREDEN A UN EXTRANJERO; NO LES DIERON “MORDIDA”

OAXACA – El ciudadano estadounidense Jason Jcomeaux fue agredido por la policía municipal de Juchitán después de defender a su esposa comerciante de la policía vial, a consecuencia de una infracción menor. El originario de Luisiana que radica en Juchitán por su matrimonio con Berenice Salinas Benítez, denunció que el pasado 3 de junio, a su esposa que posee una taquería vegana en pleno centro de la ciudad se le impidió estacionarse frente a su local, por estar dentro del perímetro cerrado por el filtro sanitario colocado por la autoridad municipal como medida contra el Covid-19.

“Por tener mi negocio en el centro entré con mi vehículo como todos los que tiene locales en la zona, pero ese día el policía vial de manera prepotente me lo impidió y al ver que me defendí y le reclamé que había recibido “mordidas” de parte de otra persona que se estacionó en el lugar sin tener negocio alguno, mandó por la policía municipal para intimidarme”, narró la comerciante.

Ante la situación que aumentaba de agresividad, Berenice avisó a su esposo que llegó al negocio, quien también recibió la agresión verbal de los policías viales y nuevamente requirieron de la presencia de la policía. Al ver que se buscaba llevarlo arrestado por defenderse, puso resistencia dentro de su local y los policías lo sometieron agresivamente, denunció el hombre en conferencia de prensa.

“Me llevaron a una clínica, no sé por qué, nunca me dijeron nada, me dio miedo que me inyectaran algo. Fue cuando intenté escapar y me sometieron entre 12 policías con más fuerza lastimándome el cuello, aplastando mi pecho hasta dejarme sin aire. Creí que me iban a matar, me dio mucho miedo ” relató Jason.

Después de llegar a la comandancia municipal, lo liberaron sin levantarle ningún cargo ni darle una disculpa por privarlo de su libertad por una hora, solo la amenaza de que no denunciaran los hechos.

Por tal motivo informaron de los hechos violentos a la embajada de Estados Unidos en México e interpondrán una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGEO) por las agresiones, daño moral y amenazas.

En esa misma conferencia el joven José Francisco Canela que vive en el mismo perímetro con filtro sanitario, acusó que los policías le rociaron gas lacrimógeno y lo sacaron de su vehículo, lo encarcelaron por 4 horas, lo acusaron de embestir a un policía vial y lo exhibieron como delincuente en las redes sociales.

“Todos los días entro con mi carro en la zona, todos los días muestro un recibo de que ahí vivo, pero ese día el de vialidad se negó a dejarme entrar y al darme en reversa se puso frente a mi vehículo, luego argumentó que le embestí, lo que es mentira, todo lo grabe. Al negarme a bajar de mi vehículo, los policías municipales me rociaron gas y me arrestaron, no conforme, me exhiben como un delincuente”, denunció José Francisco.

Los comerciantes agredidos denunciaron abuso de autoridad, violación de derechos humanos, intimidación y prepotencia de los elementos viales y de la policía municipal de Juchitán.

Roselia Chaca / El Universal Oaxaca

error: ¡El contenido está bloqueado!