HOSPITALES DE EU BAJAN USO DE HIDROXICLOROQUINA, NO CONFÍAN EN FÁRMACO DE TRUMP

USA – Hospitales de Estados Unidos dijeron  que habían reducido el uso de la hidroxicloroquina, el antipalúdico promovido por el presidente Donald Trump como tratamiento para el COVID-19, después de que varios estudios sugirieron que no es efectivo y que puede representar un riesgo significativo.

Las esperanzas iniciales en el fármaco se basaron en parte en experimentos de laboratorio y en sus propiedades antiinflamatorias y antivirales. Pero su eficacia hasta ahora no ha funcionado en ensayos en humanos, y al menos dos estudios sugieren que puede aumentar el riesgo de muerte.

Varios centros que hace dos meses dijeron a Reuters que estaban usando hidroxicloroquina con frecuencia para pacientes con Covid-19 han reducido su consumo.

Los pedidos del medicamento han caído a una décima parte del máximo de fines de marzo, a unas 125,000 píldoras la semana pasada, indicó Vizient Inc, proveedor de aproximadamente la mitad de los hospitales de Estados Unidos.

La significativa disminución en el uso es señal de que los médicos en Estados Unidos ya no confían que el beneficio potencial del medicamento supere los riesgos. Algunos gobiernos europeos prohibieron esta semana el uso de hidroxicloroquina para pacientes con Covid-19.

El doctor Thomas McGinn, subdirector médico de Northwell Health, el sistema de salud más grande de Nueva York, dijo a Reuters que decidió dejar de recetar hidroxicloroquina en sus 23 hospitales a mediados de abril, después de que comenzaron a surgir datos clínicos.

“Las personas estaban en nuestros hospitales, se estaban muriendo y queríamos hacer algo“, recordó. “Pero en el momento en que salieron los datos (…) sin mostrar ningún beneficio y daño potencial, creo que todos debemos dar un paso atrás“.

El Departamento de Asuntos de Veteranos (VA), que cuenta con centros médicos en todo el país, también ha “reducido” el uso de las pastillas ante la disponibilidad de otros medicamentos, indicó en la víspera el secretario de VA, Robert Wilkie, en una audiencia en el Congreso.

VA estuvo entre los primeros en señalar el posible aumento del riesgo de muerte por usar hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19 en abril.

La revista médica británica The Lancet publicó la semana pasada un análisis de 96,000 pacientes con Covid-19 que muestra que aquellos tratados con hidroxicloroquina o la cloroquina relacionada tenían un mayor riesgo de muerte y problemas de ritmo cardíaco.

El estudio observacional no tiene el rigor de un ensayo aleatorizado, controlado con placebo, pero su tamaño lo hizo influyente y se sumó a lo que se observó en el análisis de VA, que era mucho más pequeño.

Trump ha promovido activamente la hidroxicloroquina, diciendo desde el principio que representaba un “cambio de juego“. Después aseguró que tomaba el fármaco para prevenir la infección pese a que no había evidencia científica de que pudiera hacerlo, y ha instado a otros a probar la medicina.

Reuters

error: ¡El contenido está bloqueado!