PÁNICO EN IMSS POR REPUNTE DE CASOS COVID-19

MÉXICO – El personal médico de la Clínica 7 del IMSS teme que aumente el número de enfermos Covid-19, pues considera que la población aflojó las medidas preventivas y seguirá descuidando su salud después del 1 de junio, fecha en la que las autoridades de Salud en Baja California anunciarán los sectores que podrán retomar sus actividades.

Yessica Patricia Camarena González, médica familiar de la institución, comentó que la población que sufre obesidad es la que más riesgo corre en la pandemia, pues cuando se infecta de coronavirus se empeora su condición respiratoria.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, en el Estado en las últimas tres semanas se han registrado 20 mil 213 casos de obesidad, mientras que en ese mismo periodo pero del año pasado, 19 mil 321.

Sin embargo, a pesar de la gravedad del padecimiento y del Covid-19, la mayoría de los pacientes se muestran incrédulos a sufrir por esos e incluso morir. Asimismo, puso como ejemplo que de 200 enfermos de obesidad, solo uno está dispuesto a adquirir buenos hábitos alimenticios.

“Lamentablemente es difícil que la gente acepte que es un problema en donde debe participar, piensan que la medicina los va a curar, pero los hábitos alimenticios es la parte que deben modificar, y es muy raro que lo tomen en cuenta”, declaró Camarena González.

Asimismo, expuso que desde que la pandemia se originó en Wuhan, a finales de 2019, sabía que en Baja California sería letal, en donde hasta ayer domingo habían fallecido 695 personas por Covid-19 y se había detectado a 4 mil 177 con dicha enfermedad.

“No nos va a ir bien porque somos el primer lugar mundial en obesidad tanto en adulto como niño. Tenemos muchos diabéticos e hipertensos jóvenes que no llevan un buen control. Sabía que no nos iba a ir muy bien en estadística”, lamentó la médica.

Así, dijo que sus colegas mantienen el compromiso para luchar por la vida de las personas, pero les es frustrante verlas en las calles como si no existiera la pandemia.

“Me frustra ver a los adultos mayores en las calles sin cubrebocas. Sinceramente, los veo y casi me pongo a llorar, me frustra demasiado. En los jóvenes los probabilidades son escasas de que se compliquen, pero estos jóvenes va a ir a sus casas en donde posiblemente tendrán al abuelito y este sí será difícil que se reponga”, indicó Yessica Patricia Camarena González.

“En el transcurso del año sí nos vamos a tener que cuidar. La verdad, lamentablemente, hasta que un familiar cercano o conocido fallece es cuando entienden un poco más”, agregó. 

El Imparcial

error: ¡El contenido está bloqueado!