4 AÑOS PARA ACCEDER A VACUNA CONTRA CORONAVIRUS EN MÉXICO

MÉXICO – El proceso para que la población pueda acceder a una vacuna contra el Covid-19 en México podría prolongarse hasta cuatro años, advirtió Fernando Fon, director médico y de asuntos regulatorios de la Asociación Mexicana de las Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF).

En la videoconferencia denominada Vacunas Covid-19: ¿En qué va el desarrollo de las posibles vacunas?, especialistas de diversos laboratorios privados destacaron que a escala mundial hay más de 170 vacunas en proceso contra el SARS-CoV-2.

Indicaron que 70 por ciento de estos proyectos son desarrollados por la industria farmacéutica en colaboración con laboratorios e instituciones académicas, con ocho tecnologías diferentes. En la mayoría de los casos, se estima que la primera producción de dosis se realizará en el primer semestre de 2021.

Toda vacuna que llegue al mercado internacional debe garantizar seguridad, eficacia y calidad, por lo que en diversos países se realizan estudios clínicos con el fin de acceder a una vacuna eficaz contra el Covid-19, lo que ha generado, indicó Fon, una colaboración sin precedentes entre laboratorios privados, organismos sanitarios, academias y Estados, porque la búsqueda es colectiva.

Sin embargo, detalló que en el caso de México existe un estricto procedimiento de revisión técnica y científica de cualquier producto farmacéutico.

Comienza con una solicitud al Comité de Moléculas Nuevas (CMN) de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Este proceso puede durar hasta cinco meses, y nueve meses más para obtener el registro sanitario, aunque este tiempo se ha extendido hasta dos años, recordó el especialista. A esto se suman otros dos años para que el nuevo producto pueda estar disponible en instituciones de salud pública.

En la actualidad, manifestó, se estima que el proceso para obtener un registro sanitario en México requiere de 13 meses, pero desde mayo de 2018 hay más de 70 solicitudes en el CMN de nuevos medicamentos innovadores para atender enfermedades que hoy representan riesgo de comorbilidad para el Covid-19, como diabetes e hipertensión.

Fernando Fon subrayó que el propósito de todas las agencias regulatorias del mundo, incluida la Cofepris, es garantizar la seguridad, eficacia y calidad de los productos médicos, pero el tiempo legal también juega un papel importante en un contexto de pandemia, porque no sólo se enfrenta el desafío de la producción de una o varias vacunas contra el SARS-CoV-2, sino que también se presentará un cuello de botella en la producción de miles de millones de dosis para atender las necesidades de la población mundial.

La Jornada

error: ¡El contenido está bloqueado!