FAMILIA DE MUERTO POR COVID-19, AGREDEN A ELEMENTOS DE CRUZ ROJA MEXICANA

MÉXICO – Un par de paramédicos de la Cruz Roja fueron agredidos física y verbalmente durante el trasladado de un paciente Covid de Huixquilucan hacia la capital del Estado de México. Los paramédicos fueron tundidos a golpes por familiares del enfermo, quienes iracundos los golpearon, segundos después de que el paciente falleció.

Los tripulantes de la ambulancia MEX-709 atendieron una llamada de auxilio en la que se reportó a una persona con insuficiencia respiratoria en la colonia San Melchor, en el municipio de Huixquilucan.

Previo protocolo telefónico, informó la Cruz Roja mediante un comunicado de medios, se determinó que existían síntomas suficientes para sospechar infección por coronavirus SARS-CoV-2, por lo que los paramédicos se prepararon con el equipo de bioseguridad requerido para la atención del paciente, sin riesgo sanitario para ellos.

Cuando los paramédicos arribaron al domicilio, comprobaron que un hombre de 53 años de edad con insuficiencia respiratoria, requería atención médica especializada y verificaron la disposición de camas en la unidad médica más cercano. Ahí se determinó que el paciente podría ser recibido en el Hospital General de Naucalpan, a solo 10 minutos del domicilio, sin embargo, los familiares de enfermo se opusieron y exigieron que lo llevaran a Toluca al Centro Médico Adolfo López Mateos, por estar más equipado.

Los paramédicos trataron de convencer a la familia que el paciente estaba grave y requería de atención especializada que le podrían dar en el hospital general de Naucalpan, pero los parientes “con amenazas y agresiones verbales” insistieron en que el enfermo fuera ingresado al López Mateos, donde no había certeza de la disponibilidad de camas.

“Durante el trayecto, la persona que acompañaba al enfermo a bordo de la ambulancia hostigó en todo momento al paramédico que atendía al paciente, mientras que quienes viajaban en otros vehículos, escoltando a la ambulancia, agredieron a la unidad de Cruz Roja, impactándola en repetidas ocasiones por la parte posterior, emparejándosele y exigiendo a gritos que aceleraran más. El personal de Cruz Roja Mexicana explicó de distintas maneras que la ambulancia tiene un límite de velocidad, por razones de seguridad, pues el peso del equipamiento puede provocar una volcadura”

A pesar de ello, los sujetos siguieron agrediendo al personal y la unidad de esta institución.

Poco antes de llegar al Adolfo López Mateos, en Toluca, en un trayecto de más 40 minutos, el paciente entró en paro respiratorio, y, a pesar de distintas maniobras de reanimación, éste perdió la vida.

La ambulancia se detuvo en la rampa de ambulancias del hospital Nicolás San Juan, adyacente al López Mateos y ahí, los parientes se fueron a golpes en contra de los paramédicos de Cruz Roja Mexicana, principalmente contra el operador que a gritos lo responsabilizaban del deceso y le causaron diversas lesiones.

Efectivos de la Guardia Nacional que se encuentran resguardando el hospital se percataron de lo acontecido y brindaron seguridad a los paramédicos.

En el comunicado de medios, la Cruz Roja rechazó y condenó este tipo de agresiones al personal de la delegación local Huixquilucan, quienes ya reciben atención médica en el hospital de la Delegación Toluca.

“La Cruz Roja hace un respetuoso pero enérgico llamado a toda la población para mantener la ecuanimidad, permitir que los técnicos en urgencias médicas, médicos y enfermeras de Cruz Roja Mexicana realicen su trabajo con la calidad y profesionalismo que les distingue, sobre todo en las extremas condiciones sanitarias que hoy enfrenta el país por la pandemia de COVID-19, y se reserva el derecho de actuar legalmente, en estricto apego a Derecho, en contra de quienes agredieron y pusieron en riesgo la vida de nuestros compañeros”, concluye el boletín.

La Jornada

error: ¡El contenido está bloqueado!