ALERTAN POR AUMENTO DE CIBERCRIMEN Y PORNOGRAFÍA INFANTIL DURANTE PANDEMIA

MÉXICO – Ante el aumento en el uso de tecnología por cuestiones de entretenimiento o trabajo durante el confinamiento, autoridades federales estimaron un aumento en los índices de delitos en el ciberespacio y en el tráfico de pornografía infantil.

Aunque se calculó una disminución del 12% en la actividad maliciosa en internet durante el periodo de diciembre de 2019 a febrero del 2020, esta cifra incrementó un 14% durante los meses de marzo y abril, periodo correspondiente a la emergencia sanitaria, explicó el titular de la Dirección General Científica de la Guardia Nacional, Radamés Hernández Alemán.

La pandemia de Covid-19 puede ser un generador para que la ciberdelincuencia dedique más tiempo a la actividad criminal mediante el uso de tecnologías, explicó durante una mesa de diálogo virtual.

En cuanto a la pornografía infantil, la Guardia Nacional calcula un incremento del 73% durante el lapso de marzo y abril; además reportaron que el 80% de dicha actividad se transmite por medio de Facebook.

“Es un tema que lacera y no sólo en derechos humanos, sino a la población infantil. Es un tema delicado que lastima el tejido social”, apuntó Hernández Alemán en el webinar organizado por Causa en Común.

Dichos cifras son obtenidas por reportes que les proporciona el Centro Nacional de Niños Explotados y Desaparecidos, quien también les indica en qué redes sociales se está distribuyendo posiblemente el contenido de esta naturaleza, refirió.

Sin embargo, tal información debe ser analizada por las autoridades, para identificar si existen elementos de denuncia o no; por lo tanto, estas cifras continúan en proceso de estudio, subrayó.

“El número de registros y lo demás que se llega a atender, varía de las capacidades operativas y de gestión ante el Ministerio Público. No van al mismo ritmo, los casos que se llegan a generar también se van aterrizando con la Fiscalía General de la República (FGR), las fiscalías y procuradurías locales”, aclaró.

Forbes



error: ¡El contenido está bloqueado!