IMPARABLES LOS ATAQUES A TRABAJADORES DE LA SALUD EN MÉXICO

MÉXICO – Mario Alberto Montiel, paramédico de la Cruz Roja Mexicana, fue golpeado por desconocidos y posteriormente bañado con cloro en la ciudad de Tlapa de Comonfort, en la región de la Montaña Alta de Guerrero, denunció en redes sociales su hijo Luis Rafael Montiel.

El médico fue interceptado por dos sujetos cuando caminaba por el Río Jale, quienes lo obligaron a arrodillarse, lo golpearon y bañaron con blanqueador. Lo acusaban de esparcir el virus de Covid-19 en el poblado. Montiel distribuía cubrebocas a los ciudadanos, y daba información acerca de las medidas que se deben tomar contra la pandemia del coronavirus.

La semana pasada en ciudad Reynosa, Tamaulipas, Luis Gerardo Ramos bajaba de su auto para comprar algunas cosas. Portaba su uniforme de enfermero, cubrebocas y guantes cuando descendió del vehículo para hacer algunas compras. Al salir de la tienda, una mujer comenzó a gritarle.

De pronto, sólo sintió caer líquido de cloro sobre su cabeza, el cual le provocó irritación en la cara, el pecho, el cuello y la espalda. Como Luis Gerardo, existen decenas de integrantes del personal médico en México que han sido agredidos por la población, pues creen que serán contagiados por quienes, paradójicamente, trabajan para cuidar a los pacientes afectados en el país por esta pandemia.

Fuentes

error: ¡El contenido está bloqueado!