MUERTOS EN PASILLOS Y MÁSCARAS USADAS DESNUDAN CRISIS EN HOSPITALES POR CORONAVIRUS

LIMA – Muertos en pasillos, mascarillas reutilizadas y protestas de enfermeras por la falta de equipos de protección muestran el impacto del coronavirus en el desbordado sistema sanitario de Perú, que tiene la segunda cifra más alta de la enfermedad en América Latina.

En los últimos días los casos de contagiados y de muertos han crecido tan rápido que ha complicado el manejo de los hospitales en el país, uno de los primeros de la región en decretar una cuarentena para frenar la propagación de la enfermedad.

Los casos confirmados de coronavirus aumentaron el miércoles a 19.250 – casi el doble desde hace una semana-, mientras que los muertos se duplicaron en menos de una semana a 530, con una letalidad cercana al 3% sobre el total de contagiados, según datos del ministerio de Salud.

Las autoridades de salud han afirmado que se espera para los próximos días o siguiente semana alcanzar el pico de enfermos.

Frente al hospital María Auxiliadora decenas de trabajadoras protestaron el lunes con carteles en mano por la falta de equipos de protección como mascarillas, clave para evitar los contagios, en medio de una lucha global por estos insumos.

“Nosotros como hospital tenemos capacidad solo para seis cadáveres; diariamente hemos estado viendo 16 a 13 cadáveres hacinados en el primer piso”, dijo a Reuters Deisy Aguirre, líder del sindicato de enfermeras de hospital María Auxiliadora, en la protesta.

Un médico en la protesta que declinó ser identificado proporcionó a la prensa imágenes en video en la que se ve al menos cuatro cadáveres cubiertos de fundas blancas o negras en una pasillo del hospital; mientras que algunas empleadas trasladaban los cuerpos en camillas.

Susana Oshiro, directora de hospital, explicó que en algún momento los fallecidos rebasaron la capacidad del sitio porque había sólo seis cámaras mortuorias disponibles.

“Hemos ahora contratado una congeladora, un container frigorífico para guardar los cadáveres mientras vienen a recogerlos para incinerarlos”, afirmó. La congeladora con capacidad para 100 cuerpos está operando desde el lunes, dijo.

La recolección de cadáveres a tiempo para su incineración se está convirtiendo en un problema porque los seis crematorios en Lima ya están superando su capacidad, según fuentes del sector. En todo el país existen 14 crematorios, según datos oficiales.

Edgar González, jefe del crematorio limeño Santa Rosa, dijo a Reuters por teléfono que antes de la pandemia cremaban 10 cuerpos al día y ahora están incinerando hasta 30 fallecidos.

DISCULPA ESTATAL

Hasta el miércoles 2.434 estaban internados en hospitales del Estado, de las fuerzas armadas y en clínicas privadas.

Los peruanos están cumpliendo una cuarentena y un toque de queda nocturno que el Gobierno ha extendido hasta el 26 de abril para contener el avance de la enfermedad, una medida que ha paralizado casi todas las actividades laborales del país.

En las afueras del Hospital Guillermo Almenara, otro nosocomio importante de Lima, varias personas con mascarillas esperan bajo el sol su turno para descartar si están contagiados o ser evaluados de la enfermedad si ya la tienen.

“Nos sentimos mal, quisiera que venga acá la prensa para que vea cómo estamos, falta más apoyo, más material, miren como estamos señor Presidente por favor le pedimos que nos atienda por favor”, dijo un paciente que se excusó de ser identificado.

El déficit de personal especializado ha hecho que las autoridades sanitarias abran la puerta para que Perú permita que médicos o técnicos enfermeros extranjeros puedan sumarse al esfuerzo, algo que no les ha gustado a profesionales locales.

El sindicato de médicos del seguro social estatal (SINAMSSOP) rechazó en un comunicado la contratación de 30 extranjeros, entre ellos venezolanos y cubanos, que trabajarán en hospitales de Lima, los primeros según las autoridades.

El ministro de Salud, Víctor Zamora, afirmó que el Estado está reforzando los recursos humanos y logísticos hospitalarios que han sido escasos desde hace décadas Perú.

“A todos aquellos que han perdido algún familiar y que hayan sentido que el sistema no les ha dado todo lo que debían darle, incluso el buen trato, abiertamente y en público pido mil disculpas”, dijo Zamora en la conferencia junto a Vizcarra.

Reutes

error: ¡El contenido está bloqueado!