EL VALOR DE LA HUMILDAD

<iframe src=” ” width=”100%” height=”1500″ align=”center” “” frameborder=”0″> 

“La mejor riqueza es contentarse viviendo con poco”.Platón.

Por Francisco Vásquez Ferrer

En las actuales circunstancias, en el encierro de la cuarentena, forzosa voluntariamente,  el ser humano reflexiona a fuerza de la soledad, de la ansiedad, del miedo, en lo frágil de su naturaleza física, que no espiritual.

Es entonces cuando valora o debe valorar, en valor de la humildad, basado en la realidad, grotesca acaso,  de su fragilidad humana. En un segundo el encumbrado rey, pasa a ser, el más sencillo despojo humano. Comida de gusanos, si bien le va.

Que perdura entonces, lo que haya realizado en vida, tanto lo bueno como lo malo. Trasciende lo que sus congéneres recuerden de él, lo que haya plasmado y haya permeado en la sociedad donde se desenvolvió, bien o mal, insisto.

Quieres conocer los defectos de un hombre, cásate, quieres conocer sus virtudes, muérete reza el conocido dicho que forma parte de la sabiduría popular, la que dicho sea de paso nunca se equivoca, como si nos equivocamos el resto de seres humanos

Así las cosas, los actuales acontecimientos, lamentables a todas luces, deben necesariamente, hacer un in pace en nuestra vida. Debe obligarnos a fuerza de perderla, a reflexionar en el poder de la humildad.

Cuantos seres humanos, van por la vida ciegos de orgullo, de vanidad, de prepotencia, de despotismo, olvidando su propia y especial naturaleza, sin saber, ni siquiera intuir que nuestro paso en este mundo es efímero, pasajero, casi virtual, y que cuando el mundo se prive de su agraciada presencia, ni sus seres queridos van a extrañar de ellos, pues será un necesario descanso a sus penas ajenas.

Esta lamentable pandemia, debe ser una nota de máxima enseñanza. Debe determinarnos a cambiar la óptica de nuestras vidas, debe enseñarnos, a quien quiera aprender, que el valor de la humildad es el futuro de nuestra raza.

Que la vida es sueño, y los sueños, sueños son. .

Pedro Calderón de la Barca dixit.

error: ¡El contenido está bloqueado!