PROTESTA EN HOSPITAL DEL IMSS TERMINA EN ZAFARRANCHO

PUEBLA – Un grupo de trabajadores del Hospital de Especialidades del IMSS “Manuel Ávila Camacho”, mejor conocido como “San José”, en la ciudad de Puebla, paró labores por la falta de insumos y materiales básicos que los expone a ser contagiados por coronavirus; sin embargo, dicha protesta terminó a golpes por la falta de respuesta, a la par que retuvieron a un par de reporteros a fin de evitar que la información saliera del lugar.

Los hechos ocurrieron, cuando el líder sindical Sergio Herrera Vázquez arribó al hospital para escuchar las inconformidades, entre las que destacó la ausencia de la delegada del Seguro Social, Aurora Treviño García, quien en plena crisis sanitaria se fue de vacaciones a Monterrey, sin dar respuesta al desabasto de insumos y equipo.

Al cierre de esta edición, la Delegación del IMSS en Puebla no había emitido una postura sobre la protesta ni la agresión a reporteros.

En la última semana, el Coronavirus ha cobrado la vida de 10 personas en hospitales del IMSS en Puebla y de una trabajadora del Seguro Social en la Planta de Lavado de Metepec, donde carecen de químicos y hasta detergente para lavar la ropa quirúrgica y de cama de las unidades médicas de los estados de Puebla y Tlaxcala.

En uno de los pasillos del Hospital San José, el médico Valera explicó al dirigente sindical que la protesta de sus compañeros es por la falta de material y equipo, que es responsabilidad de la empresa proporcionar.

“Es imposible continuar si no tenemos lo indispensable. No es una situación privativa de la sección, sabemos que es un problema a nivel nacional y no queremos vernos en la situación en parar labores”, advirtió, de manera contundente.

El galeno reveló que por la falta de equipo de protección un médico residente y dos enfermeras de “San José” dieron positivo, al aplicarle la prueba de Coronavirus.

Explicó que el periodo de incubación del virus es de 14 días, por lo que advirtió que muchos trabajadores de “San José” podrían estar contaminados, sin que hasta el momento presenten síntomas.

En un segundo momento, enfermeras cansadas de la situación dijeron a sus directivos estar molestas por poner en riesgo sus vidas, al no contar con cubrebocas ni guantes para atender a los derechohabientes.

Incluso, denunciaron que algunas jefaturas cuentan con material pero lo están dosificando según las necesidades, cuando el riesgo dentro de un hospital de especialidad es permanente.

“Las caretas que donaron los estudiantes de la Ibero ni las han entregado”, acusó otra enfermera.

Los trabajadores sindicalizados del IMSS acusaron que de nada servirá el bono del 20 por ciento al salario, como anunció el director General, que encabeza Zoé Robledo, cuando está en riesgo la vida.

Fue entonces que uno de los subjefes de área intentó con la mano dar un golpe a una de las enfermeras que grababa desde su teléfono celular, pero se arrepintió cuando le advirtió “estás en vivo” en Facebook.

Enfermeras y camilleros intentaron  realizar una valla humana para impedir que los jefes abandonaran el hospital, sin que hubiera una respuesta a sus demandas.

En medio del contingente fue identificado el camarógrafo Antonio Pineda, de Imagen Noticias, quien fue agredido por una persona que vestía playera roja, anteojos y de calva pronunciada, como quedó registrado en una videograbación que circula en redes sociales.

Este hombre identificado como unos de los “jefes del IMSS” golpeó al fotorreportero hasta que lo tiró al piso para propinarle varias patadas, en un afán de impedir que saliera del edificio con la evidencia de la manifestación. En este ataque el servidor público fue respaldado por guardias de seguridad del hospital.

En defensa del camarógrafo, los camilleros y las enfermeras empezaron a exclamar “quítense pinches putos”, “déjenlo en paz”-

Una segunda reportera, Itzel Valencia, de Canal 13, fue retenida en el área de Rayos X hasta que después de unos minutos fue liberada.

La Jornada

error: ¡El contenido está bloqueado!