LA ORDEN ERA NO USAR MASCARILLAS, AFIRMAN ENFERMERAS CONTAGIADAS POR COVID-19 EN MÉXICO

  • – Los jefes “dijeron que no era necesario el equipo de protección”
  • – “Nos dijeron que no anduviéramos con cubrebocas porque íbamos a crear una psicosis”

México – Enfermeras de un hospital del IMSS en Monclova, donde actualmente se registra un brote de coronavirus, fueron instruidas por sus superiores a no usar cubrebocas al comienzo de la epidemia en el país, a fin de evitar sembrar el pánico entre los pacientes, dijeron miembros del personal de salud y otros trabajadores del nosocomio.

Dos médicos y un administrador del hospital murieron y al menos 51 empleados están infectados desde que se detectó a fines de marzo el brote en el Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Monclova, en Coahuila, de acuerdo con la Secretaría de Salud estatal.

El nosocomio se convirtió en el primer punto crítico en México relacionado con la enfermedad Covid-19, causada por el coronavirus. Posteriormente, otros hospitales se añadieron a la lista.

Al menos cuatro de los trabajadores infectados están hospitalizados actualmente como resultado del brote, lo que ha alimentado la preocupación de que el sistema de salud de México, debilitado por la falta de recursos, no esté preparado para hacer frente a una epidemia importante.

Al comienzo del brote, los jefes “dijeron que no era necesario el equipo de protección”, dijo el enfermero Charly Escobedo, quien trabaja en el hospital de Monclova.

Respondiendo a preguntas de Reuters sobre los reportes de que la dirección del hospital le dijo al personal que no usara mascarillas, un alto funcionario del IMSS dijo que se les debe creer a los trabajadores del sector salud, pero no confirmó los informes.

“Específicamente si ellos lo comentan pues por supuesto hay que creer”, sostuvo el funcionario del IMSS, Raúl Peña, añadiendo que puede haber malentendidos dentro de un hospital sobre dónde es apropiado usar el equipo de protección.

“No todos los trabajadores tienen que llevar el mismo equipo en el interior del hospital. Incluso cuando se utiliza mal este tipo de equipo (…) se acaba más rápido, pone en riesgo a los trabajadores que sí están en contacto con los pacientes”, dijo.

México ha registrado 5,014 infectados y 332 muertes por coronavirus, una cantidad mínima frente a Estados Unidos, su vecino del norte, que acumula poco más de 23,500 fallecidos, la peor cifra en el mundo.

El hospital de Monclova se convirtió en un punto focal de coronavirus en la tercera semana de marzo, destacando la falta de máscaras e incluso de jabón y cloro, dijo el personal.

Cuando los trabajadores comenzaron a enfermarse, los jefes de los pisos del hospital les ordenaron que no usaran mascarillas, que algunos compraron por falta de equipo hospitalario, dijeron siete trabajadores a Reuters.

Peña sostuvo que en marzo hubo escasez de equipo de protección y otros materiales para combatir el coronavirus. Los funcionarios de salud no han dado una explicación detallada de por qué tantos trabajadores de Monclova se infectaron.

Los empleados del nosocomio tienen un mayor riesgo de contraer el coronavirus si no usan equipos de protección como mascarillas y guantes. Las mascarillas N95 ofrecen más protección, mientras que las máscaras quirúrgicas más simples ayudan al usuario a evitar la propagación del virus.

Debido a la falta de máscaras N95, algunos miembros del personal del hospital también usaban máscaras inapropiadas de estilo industrial que les fueron donadas, recordó Peña.

La falta de mascarillas N95 se resolvió más tarde, dijo Peña, quien fue enviado por el jefe del IMSS desde la Ciudad de México para investigar el hospital de Monclova y pasó una semana ahí a principios de abril. El personal dice que el hospital tiene más equipos de protección ahora, pero que aún hay carencias, como mascarillas.

Tres enfermeras dijeron que, si bien algunos colegas optaron por no usar mascarillas después de que los gerentes o supervisores les dijeran que no eran necesarias, otro personal siguió usándolas.

No hacer pánico

En la noche del 22 de marzo, uno de los jefes del personal de enfermería le dijo a un grupo de médicos y enfermeros reunidos en la sala de emergencias que se quitaran las máscaras N95 porque no eran necesarias, según una enfermera que escuchó la orden.

Subjefes de enfermería dieron una orden similar a otro grupo de enfermeros unos días antes, de acuerdo con una enfermera de apellidos Hernández Pérez.

“En la clase clínica, las subjefas nos dijeron que no hiciéramos un pánico (…) y que no anduviéramos con cubrebocas porque íbamos a crear una psicosis”, dijo Hernández Pérez, quien no quiso que se usara su nombre completo. Ahora está enferma en su hogar y ha dado positivo a coronavirus. Una segunda enfermera confirmó el relato de Hernández Pérez.

Reuters no pudo hablar con dos de los subjefes de enfermería que, según los enfermeros, hablaron en esa reunión.

Después de las acusaciones de los medios de que el hospital de Monclova carecía de equipos para lidiar con el virus, el director del IMSS, Zoé Robledo, anunció a principios de abril que el director del hospital había sido reemplazado.

Ni el suspendido director del hospital, Ulises Mendoza, ni el actual, respondieron a las solicitudes de comentarios de Reuters.

Una enfermera, quien pidió que no se usara su nombre por temor a represalias, aseguró que durante la segunda quincena de marzo los superiores le dijeron repetidamente que no usara una mascarilla mientras trabajaba en áreas de alto riesgo, como en la sala de emergencias.

Además de los 51 casos confirmados, Peña sostuvo que más de 300 trabajadores estaban incapacitados temporalmente mientras el hospital se apresuraba en contener el brote.

Y agregó que el nosocomio contrató a enfermeros y médicos de otras instalaciones para abordar la escasez de personal. Sin embargo, la capacidad del hospital para atender a los pacientes ha sido insuficiente, dijeron algunos miembros del personal.

Reuters

error: ¡El contenido está bloqueado!